Crespo- A días de la llegada de las fiestas comienza la exposición de fuegos artificiales, cañitas voladoras y distintos artefactos pirotécnicos que vienen a colmar los festejos de más luces que ruido. La ordenanza 33/16 que regula el uso de pirotecnia en nuestra ciudad, puso límites a la pirotécnica sonora, que no podrá superar los 65 decibeles, y prohibió la venta de una serie de productos del rubro, con lo que se logró eliminar hace ya dos años la gran explosión de sonidos que invadía la ciudad.

A partir del viernes 15 de diciembre comenzaron los controles de los comercios de venta de pirotecnia, previamente los comerciantes debieron inscribirse, como cada año, en la Municipalidad, encargada de realizar el listado de los comercios habilitados. El director de Prevención y Seguridad Urbana, Comisario (R) Sergio Schneider dijo a Paralelo 32 como modalidad establecida en la ordenanza, que solamente se permitirá la venta de pirotécnica autorizada y no se podrán instalar puestos de venta callejera.

Productos y precios

Nilda, propietaria de Filippo, uno de los locales de mayor variedad de artículos pirotécnicos, dijo a nuestro medio que su comercio se atiene a la ordenanza municipal. “Vendemos pirotecnia dentro de los niveles de estruendo permitidos. Hoy ya no hay tanto ruido, hay muchas cañitas y tortas con luces de colores. Se eliminó el estruendo de bombas y petardos”.

– ¿Surgieron nuevos productos en el mercado en su reemplazo por la fuerte presión que existe para eliminar la contaminación sonora?

– No, nada. Lo que estaba, está, y no se fabrica nada nuevo. Pero como se viene prohibiendo en todas las provincias, estimo se dejará de fabricar hasta que salga algo nuevo.

– Este es el segundo año de vigencia de la ordenanza municipal sobre pirotecnia ¿Cómo analiza el comportamiento de los consumidores?

– La gente es muy respetuosa, cuida a los animales y no hace ruido. Notamos que se vuelca a los colores, compra menos porque en realidad este tipo de productos es más caro. Suelen juntarse entre 2 o 3 y compran las grandes cajas de fuegos de cien tiros.

Dejar respuesta