Unión de Santa Fe le dio vuelta el resultado a Patronato y se fue con una sonrisa de Paraná por los tres puntos obtenidos que lo dejaron como escolta de Boca Juniors. Quienes no se fueron con una sonrisa son los niños y adolescentes de una escuela de fútbol que fueron agredidos por barras del club entrerriano.

Cuando el Tatengue marcó su segundo gol (ganó 3-2) parte de la barra del Patrón fue a buscar a una de las tribunas del estadio Presbítero Grella a un grupo de hinchas que supusieron eran infiltrados del visitante.

Sin embargo, el grupo denominado Barra Fuerte agredió a niños y adolescentes de entre 10 y 15 años que asistieron al partido invitados por el club entrerriano en el marco de un programa del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia.

“Tenían navajas y palos, fue terrible. Veíamos como agarraban a los chicos del cuello. Para más de uno de nuestros gurises esa fue la imagen y la experiencia que se llevan tras pisar por primera vez un estadio”, le narró a Diario Uno Emanuel Moyano, profesor de Educación Física y uno de los adultos que acompañaban a los chicos.

“La bandera que llevábamos, en donde se menciona justamente el programa, se prestó a confusión porque ellos pensaron que era de Unión. Se ve que había en nuestra tribuna un hincha de Unión, después del segundo gol del visitante, vemos que alguien estaba haciendo señas hacia la tribuna de San Nicolás. Al poco tiempo vimos ingresar unos 50 tipos, primero le comenzaron a gritar al hincha, pero después subieron y es como si se olvidaron del hombre y empezaron a atacarnos. Nosotros intentábamos reunir los chicos para irnos, fue cuando comenzaron a decirnos que nos vayamos. Nos levantaban los chicos por el cuello y al intentar defenderlos comenzaron a golpearnos”, describió Moyano.

El grupo agredido por los barras de Patronato estaba integrado por 35 niños y cinco adultos, todos provenientes del Deportivo Strobel, una escuelita de fútbol del Departamento de Diamante (ciudad entrerriana) y apodada como “Los Gurises” (foto).

Dejar respuesta