Paraná.- Fiscalía se encontraba abocada este lunes 17 de julio a la investigación de las circunstancias en que tres jóvenes oriundos de Crespo, fueron detenidos, según la información que brindó la Policía el domingo 16 de julio, en la intersección de calle Salellas y ruta nacional Nº 12 -en zona del parque industrial de Paraná- tras intentar eludir un control vehicular que realizaban efectivos de la Dirección Toxicología.

La investigación deberá dilucidar si los disparos que realizó el efectivo fueron intimidatorios actuando según el protocolo, puesto que los impactos afectaron la luneta trasera del Ford K en el que se trasladaban los tres jóvenes; si el control en calle Salellas y Ruta Nacional Nº 12 se realizó según las normativas que los regulan, puesto que los sospechosos aducen que temieron que se tratara de un asalto en la ruta; si los ocupantes del Ford K tienen relación con el mundo de la droga, ya que se supo que en el rodado no había más droga que dos porros y varias tucas, colillas de porro, pero no se halló cocaína ni drogas sintéticas; también si los sospechosos arrojaron en su huida una bolsa con 140 gramos de cocaína, cantidad importante que tiene mucho valor en el mercado.

Siempre según la versión oficial, en el hecho fue arrollado el comisario principal Claudio Pérez, jefe de la División Inteligencia de la Dirección Toxicología, que intentó detener el rodado para identificar a los ocupantes. Precisamente, Pérez es el efectivo que fue detenido ese mismo domingo quedando vinculado a la investigación que sustancia la fiscal Patricia Yedro, para determinar qué sucedió aquella noche, alrededor de las 0.15.

Fuentes judiciales consultadas precisaron que los jóvenes y Pérez fueron instados a designar defensor, puesto que quedaron vinculados a la investigación. En este sentido, se añadió que, por lo “confuso” del hecho, se decidió que se les tomará declaración indagatoria en los próximos días, mientras se continúa recabando información.

Según publica El Diario, las versiones que se escuchaban ayer en Tribunales daban cuenta de que los efectivos tenían información de una fiesta electrónica que se iba a realizar en un boliche del puerto de Paraná, ubicado en calle Liniers, por lo que se montó el operativo en la ruta de ingreso a la capital provincial. Sin embargo, a diferencia del relato oficial que indicó que la detención de los jóvenes se produjo en el lugar del control, posteriormente se supo que ocurrió en una estación de servicios ubicada en la intersección de calles Zanni y Jorge Newbery, donde se habría generado el incidente en el que Pérez fue colisionado.

Según versiones que son motivo de análisis, un allegado a los tres jóvenes relató en un mensaje de whatsapp que comenzó a compartirse este lunes; que éstos habían detenido su marcha en la zona del Parque Industrial, ya que quien conducía necesitaba mandar un mensaje de texto. En ese momento habrían observado que un automóvil se acercaba dónde estaban, bajándose del mismo dos personas, una de ellas con las manos dentro de un buzo canguro, como portando un arma de fuego; a lo que los ocupantes del Ford Ka interpretaron que iban a ser blanco de un asalto en la ruta. Tras algunas maniobras huyeron del lugar llegando hasta la estación de servicio YPF ubicada en el acceso a Paraná, perseguidos por el vehículo que anteriormente los había interceptado, del cual bajara un hombre armado que les habría apuntado nuevamente con una pistola, por lo que el conductor habría reaccionado embistiéndolo y arrastrándolo unos metros.

En el audio, quien cuenta lo sucedido dice que “salieron de la estación de servicio por donde hay una garita en calle Jorge Newbery como para retomar hacia Crespo, y cuando iban por ahí el tipo les disparó; y por diez centímetros no le pego a la cabeza de los gurises”… El Ford Ka impactado por las balas habría detenido su marcha en medio del cruce de acceso a la Capital provincial, observando el accionar de quienes los perseguían, “al ver que el automóvil hace el mismo recorrido que ellos, rodearon el cantero central y volvieron a ingresar a la estación de servicio, donde abordaron al efectivo policial que estaba prestando servicio de guardia en el lugar, pidiéndole ayuda”. En su relato el joven, también oriundo de Crespo, precisó que los disparos ocurrieron en la estación y no en el lugar del procedimiento, como se informó el domingo en un primer parte de prensa policial.

Dejar respuesta