Se realizó este lunes 19 de junio la reunión paritaria salarial entre los sindicatos estatales y el Gobierno de de Entre Ríos. Del encuentro, encabezado por el secretario de Trabajo, Oscar Balla, participaron el secretario de Gobierno de la Provincia, Germán Grané, el secretario General de UPCN, José Allende, y el de ATE, Oscar Muntes, entre otros sindicalistas de ambos gremios.

Si bien los gremios que representan a los trabajadores estatales entrerrianos manifestaron su conformidad con la propuesta de aumento salarial de un 23 por ciento de aumento, el incremento se oficializará una vez que lo formalicen ambos gremios.

La propuesta presentada por el Estado contempla lo ya otorgado del seis por ciento en el mes de marzo, más el tres por ciento en mayo, y suma un 10 por ciento para el mes de agosto y un 4 por ciento para octubre; además establece elevar el salario mínimo de 9.600 a 12.000 pesos desde el mes de agosto, lo cual supone un incremento superior al 30 por ciento, fue declarada insuficiente pero finalmente aceptada.

El secretario de Hacienda, Gustavo Labriola, destacó el resultado del proceso que “garantiza un incremento salarial para los trabajadores, que en el año, no será menor que la inflación marcada por el Indec”.

Asimismo, el secretario de Gobierno, Germán Grané, subrayó “la vocación de diálogo de las partes y la escucha mutua”, y añadió que “se dio cumplimiento al pedido del gobernador de cuidar a los trabajadores”.

En el marco del diálogo abierto entre el gobierno y los gremios en el ámbito de la Secretaría de Trabajo, para mejorar la situación de los sectores medios del escalafón, las autoridades provinciales aumentaron algunos adicionales. También se acordó dar inicio durante el mes de julio al debate sobre régimen jurídico básico y al instructivo que regula las recategorizaciones.

Por su parte los gremios presentaron “posiciones diferentes” en el encuentro paritario. ATE reconoció los avances pero la declaró “completamente insuficiente”. UPCN se negó a firmar rechazando las detenciones en Diamante, ya que a entender de los gremialistas, se ha “judicializado la protesta sindical”.

El titular de la Unión del Personal Civíl de la Nación (UPCN) José Ángel Allende manifestó que “Si bien nosotros hemos hecho todas la reuniones de comisión directiva, con compañeros de base, hay una insatisfacción por considerarla insuficiente. Se entendía que se podía apoyar y acompañar la propuesta del gobierno, discutiéndolo luego por sector, aunque no vamos a firmar ninguna acta paritaria mientras tengamos compañeros paritarios detenidos políticamente por hacer un reclamo gremial”.

A juicio del dirigente sindical “es un antecedente grave”, “con esto se elimina la protesta gremial. ¿Dónde estuvo la coacción? Un grupo de compañeros fue a un lugar (a Diamante) a hacer una conferencia de prensa, si ese reclamo se toma por coacción, se lo judicializa, entonces hacer una movilización para hacer un reclamo por salario, por condiciones de trabajo, será coacción”, y aseveró que en el acta paritaria de este lunes, “les pedimos a los funcionarios de gobierno que cesen de este hostigamiento y judicialización de la protesta sindical”.

“No estamos discutiendo si la compañera cesanteada es buena, mala, o regular. Ella tiene tutela sindical, así que lo primero que se debe hacer es sacarle la tutela sindical, y el sumario que corresponda. No corresponde a un director que no es agente de nombramiento, ni tiene facultades ni para nombrar ni para cesantear, mandar a cesantear y sacar del reloj para que deje de fichar un trabajador. Lo que hicimos fue un reclamo gremial, no es coacción”, aseveró Allende.

“Si quieren que se termine la actividad sindical, que nos digan y vamos a ver si ponemos un kiosco o qué actividad desarrollamos”, manifestó el dirigente de UPCN.

Al respecto, Oscar Muntes, representante de ATE, explicóque “culminamos con la paritaria y fuimos muy claros desde el primer momento. Hicimos una solicitud del 38% de recomposición salarial, fue muy claro y lo ratificamos hoy: la propuesta del gobierno sigue siendo insuficiente. Reconocemos el avance y que prácticamente todos los puntos que ha planteado la Asociación Trabajadora del Estado fueron considerados”.

No obstante, consideró que “hemos dado un paso importante, rompimos el techo que nos habían dado. Quedó claro el manifiesto que cuando los trabajadores trabajamos mancomunadamente y unificados rompemos cualquier techo que nos quieren imponer. Estamos muy contentos por el esfuerzo realizado, pero dejando en claro que la propuesta es totalmente insuficiente”.

Dejar respuesta