El presidente de la Federación Económica de Entre Ríos (Feder), Jorge López, calificó como negativo el 2016 , ya que observaron una retracción del 15 por ciento en unidades vendidas con respecto al año anterior. “Fue una situación bastante difícil para el sector. Sobre todo porque tuvieron que asumir los mayores costos de funcionamiento de los comercios: costos impositivos, laborales, porque hubo que hacer frente a paritarias, alquileres, servicios”, indicó.

Según añadió el representante, a la situación se sumó la competencia de la venta ilegal. “En momentos en que la macroeconomía no anda bien es cuando el cliente busca más barato y recurre a los vendedores ilegales”, continuó.

En este sentido, agregó que el porcentaje de la caída interanual de unidades vendidas ronda el 15 por ciento. “También hay que decir que un gran apalancamiento de las ventas fue el sistema de cuotas por medio de tarjetas de crédito. En el caso de Entre Ríos tuvimos el plan de ventas en 12 cuotas por un monto determinado. Ahora, por ejemplo, entre el 19 de diciembre y el 6 de enero, estamos vendiendo con esos planes en 10 localidades de la provincia, sin intereses para el cliente y con acreditación inmediata para el vendedor”, resaltó.

López aseveró que a pesar de la situación no notaron cierres de comercios, pero sí ciertas estrategias para permanecer en el mercado: “Observamos que muchos comerciantes se trasladaban de local para abaratar costos de los alquileres, tienen una incidencia directa en el funcionamiento de un negocio”, recordó.

Sobre el 2017, el dirigente señaló que el Gobierno parece apuntar al consumo como un elemento clave en la macroeconomía. “En ese marco, nos parece que los comercios mejorarán, pero el tema es que no se sabe cuándo. El 2016 fue un año tan negativo que entendemos que es el piso. De ahí en adelante, todo lo que mejore será positivo”, finalizó.

 

 

Fuente: APF

Dejar respuesta