Para el sector lácteo no fue un año de grandes cambios

0
250
Bernardo Berruhet, presidente de la Cámara de Productores de Leche de Entre Ríos (Paralelo 32)

Nogoyá.- El sector tambero continúa en una fuerte crisis y hasta el momento no ha podido percibir beneficios de una economía que continúa castigando duramente al sector. Para Bernardo Berruhet, presidente de la Cámara de Productores de Leche de Entre Ríos (Caproler), se terminó un año complicado en el que no se percibieron grandes cambios.

“Se han modificado algunas reglas de juego: como cambiar la facturación, el funcionamiento del observatorio lácteo; cosas que tal vez son necesarias pero creo que no es lo que va a hacer que el sector despegue”, sentenció el dirigente rural al ser consultado por Paralelo 32, y sumó:  “Lo que estamos esperando por lo menos es lo que le planteamos en la última reunión que tuvimos con el subsecretario, tienen algunas ideas para llevar adelante, que apuren los tiempos porque los tiempo del productor se acotan”.

La realidad de los productores parece no haber sido favorecida por el macrismo y desde la organización que nuclea a gran parte de los tamberos entrerrianos destacaron que “ya hay gente que está muy mal” y el precio no se recupera.

“Esperamos que este año podamos avanzar un poco más en todo lo que es la normalización de la cadena como para que cada eslabón obtenga su rentabilidad que es lo que venimos pidiendo desde hace mucho tiempo”, destacó, y reconoció: “Hay varias iniciativas, veremos si la pueden llevar a cabo y si le rinden los frutos que ellos esperan y fundamentalmente que nosotros esperamos porque los costos siguen altos, el precio sigue muy bajo, la rentabilidad no existe”.

Según el productor nogoyaense desde los tambos se  pretenden medidas y reglas de juego claras que les permita mirar el futuro. En este sentido profundizó: “Viene la época de hacer las reservas y seguimos sin saber qué vas a cobrar en el mes que  estás entregando la leche”.

“Entonces todo ese tipo de cosas lleva a que el productor tenga pocas ganas, veremos si es posible conseguir algo más de financiación como para que el productor pueda hacer las reservas y el año que viene poder revertir esta situación”, enfatizó esperanzado.

Cambios en economía

Teniendo en cuenta las modificaciones en la política nacional y más precisamente en la cartera económica, Berruett expresó: “Todavía no se han largado muchas medidas aparentemente”, y completó en relación a las voces allegadas del sector: “Tienen la esperanza de que los cambios salgan bien, de que la economía empiece a moverse,  y creo que ahí nos vamos a beneficiar no solamente los productores tamberos sino toda la ciudadanía, que es lo que estamos necesitando”.

“La esperanza para este 2017 es que se revierta la situación, a nosotros nos va a llevar tiempo acomodarnos; pero si vemos un futuro, si vemos reglas de juego creo que el sector va a responder enseguida”, afirmó esperanzado.

Reuniones

Respecto a los encuentros mantenidos junto a la responsable de la Coordinación de Producción local aseguró que fueron convocados a una reunión en la que se charló respecto de la situación de los tamberos y reconoció que existe buen diálogo tanto en el departamento como en la provincia. “A nivel  nacional seguimos en contacto con el subsecretario, es muy abierto: reconoce ciertas falencias que tiene el sector, se ha comprometido a que la situación va ir mejorando”.

Para Caproler se ha avanzado en aspectos que hacen a la claridad de la cadena y se destaca el ida y vuelta de propuestas. En esta línea, añadió: “Iremos a seguir trabajando en todo lo que esté a nuestro alcance como para que se logre la institucionalización del mercado lácteo, que es lo que venimos pidiendo desde hace mucho tiempo”.

Finalmente en relación a las lluvias y el estado de los caminos aclaró que el agua caída en los últimos dos meses ha afectado aunque la cuestión climática “se pueden manejar”. “En cuanto a los caminos seguimos en lo mismo, poca actividad en lo que es arreglo; la infraestructura vial está muy mal y el tiempo no ayuda, lamentablemente en esta época que se podrían trabajar bien para abrir cunetas, levantar caminos, sacar del medio lo que eran los pantanos”.

Dejar respuesta