Crespo- Con la puesta a prueba de una máquina destinada a desarmar en partes las cubiertas de automóviles y pick up, el municipio apuesta a reducir volumen y optimizar el traslado para la disposición final en el Ceamse, de los neumáticos acumulados en la Planta de Tratamiento de Residuos; como así también disminuir el riesgo de proliferación de insectos y alimañas que los neumáticos en desuso producen. La máquina se encuentra instalada en el galpón destinado al depósito de inorgánicos enfardados y prensados, donde previamente se construyó un piso de hormigón alisado.

“En menos de un metro cuadrado entran prácticamente 49 cubiertas”- dijo el secretario de Desarrollo Urbano y Ambiente, arquitecto Omar Molteni, para dar un ejemplo del importante volumen de neumáticos que se pude compactar al desarmarlos. “El objetivo –señaló- es reducir el material lo máximo posible para que rindan los viajes, pero también eliminar el almacenamiento temporario porque termina siendo un hábitat propicio para atraer roedores y mosquitos transmisores del dengue”- señaló.

Reducción de las cubiertas

Actualmente son depositados por semana en la Planta de Tratamiento, un promedio de 200 cubiertas en desuso que llegan por distintos canales. En algunos casos los mismos dueños de los vehículos las acercan, pero mayoritariamente ingresan a través del acopio que realizan las gomerías, grandes concentradoras de este desecho, donde el municipio deja periódicamente un acoplado para carguen las cubiertas de descarte y luego lo retira.

En cuanto al procedimiento, Molteni explicó que la máquina, fabricada en un taller de nuestra ciudad, descalza las partes de la cubierta, lo que  permite sacar los dos aros laterales y los flancos, separándolos de la banda de rodamiento, que al contener acero no pueden disminuirse. Los laterales se trozan en partes más pequeñas y se procede a enfardar las distintas partes del neumático para su traslado al Ceamse donde se completa el reciclado. Del procedimiento quedan excluidas las cubiertas de camiones y de tractores debido a su grosor.

De acuerdo a las pruebas que se realizan, se está logrando desarmar entre 10 y 12 neumáticos por hora. Esto muestra un grado de satisfacción importante por parte de las autoridades, interesadas en reciclar el residuo que se produce por la actividad económica que tiene la ciudad y que consecuentemente genera un importante  y permanente recambio de neumáticos.

“Queremos terminar con todas las cubiertas que están acumuladas, cargar los fardos y llevarlos a Buenos Aires; y después empezar a desarmarlas a medida que vayan entrando”- señaló.

¿Qué se hace con los neumáticos?

En el Ceamse existe una planta especializada, instalada por el INTI, para desarmar este material y convertirlo en nuevos productos.

Los neumáticos están compuestos por tres materiales: acero, tela y caucho, donde el componente más importante que se extrae es el caucho granulado que se destina a la producción de canchas o pistas de atletismo; el metal se utiliza para la siderurgia y la fibra como combustible alternativo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here