La Policía de Entre Ríos, separó de la institución a ocho funcionarios –de distintas jerarquías, oficiales y suboficiales- pertenecientes a la Jefatura del departamento La Paz, quienes se encuentran sujetos a una investigación para esclarecer lesiones que sufriera una persona que había sido aprehendida.

El hecho que se encuentra judicializado, ocurrió el pasado 16 de abril, cuando un joven de 22 años que se hallaba detenido, sufrió lesiones por quemaduras a raíz de un proceso combustivo, que se desarrolló en el interior de una celda en ese edificio policial del norte de la provincia.

El Juez interviniente, Raúl Flores, dispuso el alojamiento preventivo en sus respectivos domicilios por 20 días, para los ocho policías involucrados en el caso, quienes se hallaban de guardia, al momento de ocurrido el suceso.

Además de la causa judicial, la propia Policía desarrolla la investigación administrativa, a cargo de la Dirección de Asuntos Internos, para determinar las responsabilidades de cada uno de los involucrados, quienes se encuentran desafectados y relevados de las funciones que desempeñaban, informaron desde la Policía.

Dejar respuesta