Crespo- Mediante ordenanza 26/17 del 14 de junio pasado, se creó un sistema de construcción de obras de infraestructura de utilidad pública, tales como cordón cuneta con base compactada y/o pavimento o concreto asfáltico, en dos modalidades: el sistema de ahorro previo, que existe y es por el que se ejecutan la mayoría de las obras, y el sistema de construcción por consorcio de frentistas con empresas privadas. Esta última modalidad, contemplada en el capítulo II de la disposición legal, no ha tenido adherentes en el período de nueve meses que lleva sancionada la ordenanza.

El secretario de Gobierno, Julián Maneiro, explicó que en el caso de la construcción de obras de infraestructura mediante consorcios privados “no hay casos por ahora”. No obstante señaló que se han tenido consultas de frentistas y empresas para analizar las posibilidades y conocer el funcionamiento. “Pero –aclaró- hasta el momento no tenemos ninguno en funcionamiento, esperamos ver si este año se produce alguna novedad”.

Recordó que “el sistema está establecido, prevé la manera en que se conforma el consorcio, que debe hacer su convenio en forma privada con la empresa que elija estableciendo el pago y las cuotas. El municipio controla luego la calidad de la obra, la compactación del suelo, grosor del hormigón, todo lo que corresponde a la parte técnica, y establece una garantía de 5 años para cualquier tipo de desperfecto que pudiese tener la construcción en sí”.

“Como todo proveedor, la empresa tiene que estar inscripta en el municipio y en condiciones de hacer la obra”.

En cuanto a los consorcios por ahorro previo que administra el municipio, ¿cómo es la demanda?

– La demanda es estable. Siempre hay alguno que se quiere incorporar. El año pasado nosotros fuimos regulando la constitución de nuevos consorcios porque venimos con una cantidad importante de consorcios comprometidos y no realizados en gestiones anteriores. Eso nos obligó a modificar la ordenanza en cuanto al porcentaje que nos obliga a empezar a construir pasando del 50% al %70%, porque se había descalzado la rueda del ahorro previo. En 2014 y 2015 se habían sumado 30 consorcios por año, y en los últimos tres años eran unos 90 consorcios. Hicieron un festival para crear la expectativa a la gente de que iba a tener su pavimento, pero que en realidad después les iba a ser muy difícil cumplirlo en tiempo y forma. Es lo que estamos tratando de hacer nosotros ahora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here