Victoria.- El miércoles 21 de diciembre empleados de Casino Victoria se reunieron en la sala de juegos y posteriormente se dirigieron a la Plaza San Martín para entregar un petitorio a las autoridades municipales. Portando pancartas se apostaron frente a la sede del Ejecutivo, con música y consignas se  expresaron en el caluroso mediodía victoriense.

Al respecto Fernando Arredondo, empleado de la empresa, explicó que en el marco de un acuerdo con el personal de salas de juego, bingos e hipódromos, se suman a la protesta que están llevando a cabo a nivel nacional. El objetivo, comentó, es rechazar la aprobación de la Ley de Impuesto a las Ganancias porque incide directamente en las explotaciones de juegos de azar.

Por otra parte solicitaron al municipio que revean la decisión de aplicar un incremento del 1000% en las tasas que paga el Casino Victoria. “Esto agrava la situación y corremos el riesgo de quedar en la calle”. Como se recordará, con aprobación del Concejo Deliberante el gobierno de Maiocco revocó una situación de excepción que favorecía al Casino con una tasa diferenciada.

Se sumó la ley de reducción del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores, que incluye el pago de mayores impuestos al juego. Según explicaron los medios nacionales, después de la reforma del proyecto el impuesto no recae directamente sobre los casinos sino sobre los premios, de los que hasta ahora se descontaba un 35% que pasaría al 41,5%. Es decir que los que apuestan y aciertan ganan menos, aunque la norma también incrementa la carga para las empresas.

Arredondo dijo que la patronal le comunicó a toda la plantilla de trabajadores que “con el impuestazo que se viene para todas la salas de juego del país, tendrán un balance negativo”. Además prometieron tomar medidas que apuntarán a disminuir las pérdidas en las que se vería directamente afectado el personal. “Lamentablemente en estos casos los costos los pagamos nosotros, los de abajo”.

En el casino se apostarán en la puerta de ingreso y explicarán a los clientes sobre esta realidad. El tema seguirá con movilizaciones y posibles cortes de ruta en todo el país.

Petitorios

Fueron dos los petitorios que entregaron a las autoridades; por un lado uno dirigido al intendente planteando: “continuamos con una tremenda preocupación por la  sanción de la Ordenanza N°3345 del año 2016, que declaró sin efecto el convenio que oportunamente habían celebrado la Municipalidad que Ud. preside con la firma que nos emplea”.  Solicitan que el Ejecutivo “tenga a bien dejar sin efecto la determinación de incrementar la Tasa Comercial”

En otro parte expresan que “se trató un nuevo Proyecto de Ley en el Congreso de la Nación que determina un gravamen sobre las apuestas para poder solventar las modificaciones que se harían sobre el impuesto a las ganancias, que recae sobre los trabajadores; siendo la actividad de Juegos de Azar la única que solventaría el incremento de las alícuotas, los que nos coloca en una situación de alarma y movilización”. Se elevaría  la alícuota de impuesto a las ganancias  de un 35% a un 41,5% para las empresas que explotan juegos de azar.

Otro petitorio del mismo tenor fue entregado en Casa de Gobierno  por un grupo de trabajadores que tenía como destinatario al gobernador de la provincia Gustavo Bordet.

Los dos puntos que se le piden al intendente son;

“1. Tenga a bien dejar sin efecto la determinación de incrementar la Tasa Comercial”.

“2. En cuanto esté a su alcance, arbitre lo que sea necesario para evitar que se un instaure nuevo tributo que afecte a los juegos de azar, como así también que se evite incrementar la alícuota de impuesto a las ganancias que deben abonar las empresas que explotan juegos de azar”.

Dejar respuesta