Crespo- En octubre, la clasificación para participar del Festival Nacional de Laborde y el pasado sábado 3 para el Pre Cosquín, ambos festivales programados en el mes de enero, le permiten cumplir el sueño a Franco Zaragoza de estar presente en dos de los cinco principales escenarios que tiene el folclore en el país. Junto a él estarán otros bailarines de folclore de la ciudad. Aquí su historia de trabajo, estudio y amor al folclore que abrazó cuando apenas tenía cuatro años.

“La verdad que estoy muy contento porque tanto en lo personal como en lo familiar fue un año muy bueno”- define Franco al momento de iniciar la entrevista con Paralelo 32, donde en todo momento remarcó el valor de la familia que está detrás y donde se nutrió de las raíces de nuestro folclore. “Mi familia, mis padres, fueron marcando el camino y me ayudaron a salir de Crespo; mi viejo siempre me llevó para todos lados a ver cómo bailaban y me sirvió para aprender y ver otra realidad en cuanto al baile. Al que más se ve siempre es mi papá pero mi mamá es un pilar fundamental en la familia, siempre acompañando desde atrás”- dice saldando su sentimiento de gratitud.

Pre Cosquín

El pasado 3 de diciembre, en el certamen clasificatorio al Pre Cosquín, realizado en la ciudad de Galvez (Santa Fe), el joven folclorista, estudiante avanzado de la Licenciatura en Higiene y Seguridad, clasificó integrando el conjunto de danzas “El Grito Sagrado” que dirige Cristian “Colo” Lescano, para competir en enero por una plaza en el Atuahualpa Yupanqui de Cosquín

“Nos consagramos con dos cuadros –relata Franco (21)- el primero que presentamos se llamaba “Crónicas de Inmigrantes” algo muy familiar a lo que se hizo en la Fiesta de la Avicultura, Cristian tomo la idea abordando cómo se fue desarrollando la avicultura en la Argentina”. Otros dos crespenses, Emiliano Farías y Milena Weiss, integran el grupo que estará en el Pre Cosquín. El segundo cuadro es Monte Adentro una interpretación chaqueña bien de raíz, de folclore estilizado.

Rumbo a Laborde

Anteriormente, en octubre, con la compañía “De mi Tierra” Franco clasificó al Festival Nacional de Malambo de Laborde, donde concurrirá representando a Entre Ríos. “De mi tierra” es una agrupación integrada por cuatro parejas de baile de “Identidad De Mi Tierra” de nuestra ciudad: Emiliano Farías y Daiana Alba, Gastón Steinle y Candela Arce, Sebastián Fiant y Cecilia Miño, Franco Zaragoza y Eliana Zapata y otras cuatro parejas de “Presagios de mi Tierra” de San Benito. “Uno de los que dirige este grupo –cuenta el entrevistado- es nuestro aspirante de Entre Ríos a convertirse en campeón nacional de malambo, Nicolás Elemberger”.

Recordó que en esta competencia se busca un rescate cultural, dentro de lo tradicional y el conjunto interpretará un taguito montielero. “Es la danza que nos identifica a los entrerrianos, y esta presentación la planteamos en la época de los años 1920-1930, que tiene otra vestimenta de la que se ve habitualmente”.

Su historia con la danza

“Arranqué a bailar a los 4 años en IMEFAA, mis primeros profesores fueron Damián Rodríguez y Araceli Gotte. A los 12 años mi papá me llevó a Viale para que pruebe algo diferente con Cristian Lezcano, ahí fue cuando empecé a incursionar en el baile estilizado. Me costó horrores porque todos los chicos ya iban a clase y se movían muy bien, yo no sabía nada me venía manejando muy bien en lo tradicional. Dejé de bailar en Viale y me incorporé a la Agrupación “Lazos de Amistad” dirigido por Damián y Vanina Romero” – relata sobre su trayectoria.

Posteriormente se incorporó a “Identidad de Mi Tierra” y en forma más reciente a “El grito sagrado”, cuerpos de baile que le dan la posibilidad de estar en los lugares de sus sueños.

“Desde chico mi sueño siempre fue pisar el Atahualpa Yupanqui, pisarlo para bailar, que se enciendan las luces y te enfoquen para mí es un sueño a cumplir y creo que es el sueño de cualquier bailarín. Muchas veces lo mire por la tele y ahora voy a estar ahí”- dice con un vibrante tono de voz.

En su formación recuerda también a Emanuel Kluczkiewicz de Gessler (Santa Fe). “Un profesor que me ayudó mucho cuando de chico salí subcampeón nacional de malambo. Iba a competir y el me tocaba la guitarra”- recuerda.

Dejar respuesta