Dos de las estatuas de mármol de Carrara que se hallaban en el Museo Carlos Anadón, de Victoria, alegóricas a los continentes América y Asia, fueron secuestradas por la justicia el 11 de octubre en un procedimiento insólito, con despliegue de fuerzas de seguridad pertrechadas como para ingresar a un reducto de alta peligrosidad y riesgo de vida. El procedimiento en sí causó indignación en el ámbito cultural de la ciudad y se extendió a toda la comunidad victoriense a medida que se conocieron más detalles.

Alguien denunció, al parecer anónimamente, que las estatuas yacentes en el Museo Anadón podrían ser las que fueron robadas en el Palacio San José de C. del Uruguay. Le habría bastado al Juez Federal de C. del Uruguay pedir documentación probatoria de que esas obras de arte pertenecen a la comunidad de Victoria. Es más, bastaba con medirlas; esas hermosas obras esculpidas en mármol miden 1,47m de altura Asia y 1,35m de altura América, mientras que las faltantes en el palacio de Urquiza medían 1,20 de altura, entre otras diferencias.

En una ciudad con más de doscientos años de historia a la cual están ligadas estas obras es lógico que crezca la indignación.

Esta semana el Colegio de Arquitectos publica una solicitada en Paralelo 32 edición Victoria-Nogoyá, fundamentando una vez más la propiedad e historia de las obras innecesariamente secuestradas, y reclaman: “Solicitamos a quien corresponda la pronta devolución de las estatuas al pueblo de Victoria y al Museo Carlos Anadón, en iguales condiciones a las que se llevaron”.

También el Concejo Deliberante convocó a una sesión especial esta semana para expedirse sobre el tema. Y es lógico, insistimos. La justicia se mueve con los tiempos de las carabelas de Colón y no se hará cargo si una de estas obras resulta dañada en su traslado. Toda la documentación probatoria de la propiedad de las mismas ya fue presentada y se espera que el juez no se tome un par de años para resolver sino que actúe de inmediato. Y si fuera posible, que en el operativo regreso no participen nuevamente gendarmes con cascos y chalecos antibalas.

Concejo Deliberante

El miércoles 24 a las 18:43 horas, tuvo lugar la sesión especial del Concejo Deliberante para tratar los documentos referentes al secuestro de las esculturas públicas en el Museo Carlos Anadón. Allí los concejales se expresaron, por unanimidad, para solicitar una restitución inmediata del patrimonio de la ciudad.

Antes de poner a votación el proyecto de Resolución acordado por todos los bloques en conjunto (Cambiemos, Frente para la Victoria y Cambiemos Vecinos), el presidente del Concejo Deliberante, Alcides Risso, señaló la “gravedad institucional” del proceder de la Justicia y del proceso en sí. Por su lado, la presidente del bloque de concejales del FpV, Graciela Bar, calificó de “exagerado” el proceder de la Justicia ante una denuncia anónima.

 

(Por L.E.J)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here