Nadie podrá negar que los smartphones han revolucionado no sólo la forma de comunicarnos, sino que también han hecho simplificado muchas cuestiones de la vida. Al mismo tiempo, el advenimiento de la tecnología ha producido una mayor distracción al volante o bien siendo peatones.

Si bien es sabido el riesgo y es una infracción, muchos conductores continúan usando el celular al manejar. Para peor, la mayoría cree que la conducción distraída es la mayor causa de accidentes pero aun así se confían de sus habilidades. Según diversas investigaciones, el 60% de quienes tienen entre 18 y 34 años confían en poder hacer las dos cosas, contrario a los mayores de 55 años (sólo 6%).

Por el lado de los peatones, es importante recalcar que no son pocos los que se quedan mirando el celular y no la calle. Tan es así que por ejemplo, en nuestro país, se empezaron a instalar semáforos específicos para esa gente.

Para darnos una idea, en Estados Unidos cerca de 3.500 personas fallecieron y 400.000 fueron heridas en accidentes que involucraron conductores distraídos. De ese número, la gran mayoría fueron adolescentes o jóvenes.

Es por eso que al manejar es esencial mantener todos los sentidos alerta, ya que cada vez hay más distracciones alrededor que afectan nuestro manejo, lo que puede producir accidentes fatales en el peor de los casos. Ante esto, autocosmos.com brindó cinco tips para optimizar las condiciones de manejo y enfocar toda la atención en el trayecto.

5 tips para no distraerte al volante

1. Fuera de la vista, fuera de la mente.
Libera el espacio visual de objetos que puedan molestarte. Mantené la música baja para poder oír sirenas, alarmas y señales sonoras. Manejar tenso o durante una discusión es peligroso porque puede repercutir en tu toma de decisiones.

2. Planificá tu viaje.
Tratá de establecer comidas livianas y fuera del auto. Lo mismo con los tiempos de descanso, manejar con sueño es siempre una mala idea.

3. Asigná trabajo a los pasajeros.
No te hagas cargo de todas las tareas a bordo. Tus acompañantes pueden ser los responsables de la navegación, poner música y pedir indicaciones, vos tenés algo mucho más importante que hacer, mantenerlos a salvo.

4. Sé un pasajero proactivo.
Si te toca estar de acompañante, hablarle al conductor lo hace estar atento y entretenido (tampoco te abuses, una radio humana de 4 horas no la soporta nadie, fijate si el conductor prefiere la charla, la música o el silencio). No estar manejando no significa que te olvides del camino. Si el conductor no realiza el punto anterior, se vos el que lo tenés que proponer..

5. Responsabilidad parental.
Si tu hijo o hija adolescente sale con el auto, procura que tenga todo en regla y mantenete al tanto de la situación. Obviamente no lo trates de ubicar a él o ella por medio del celular, pero si a los acompañantes. También es preciso hacer tareas de prevención con ellos para que al momento que salgan tengan en claro la importancia de la seguridad.

 

(Fuente: Autocosmos)

Dejar respuesta