Crespo.- A los usuarios del servicio de gas natural se les empezaron a juntar pagos de las boletas, con el perjuicio que implica en sus finanzas mensuales dos pagos casi seguidos. Con los desajustes en las fechas de pago que se generó el año pasado a partir de las marchas y contramarchas por los aumentos del gas, los clientes siguen pagando las facturas vencidas de 2016 y se les acumulan las del consumo actual de 2017.

Son sorpresas que llegan, con el agravante que son de un día para el otro. Un ejemplo que llegó a nuestra redacción el cliente había pagado la segunda cuota de la reliquidación de 2016 y el jueves, un día antes del vencimiento, le llegó una factura con fecha límite para este viernes por consumos de 2017. La factura había sido emitida el 22 de febrero.

Dejar respuesta