El dirigente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Ricardo Garzia, indicó a la agencia APF, que en el sector está encendida la luz de alerta porque las escasas precipitaciones podrían afectar el rendimiento de algunos cultivos.

Al respecto, el gobernador Gustavo Bordet afirmó que “el Gobierno está evaluando la situación meteorológica” y agregó que están “en permanente contacto con todas las entidades agropecuarias, con quienes tenemos un excelente vínculo”.

“Estamos trabajando en conjunto y monitoreando lo que está pasando con el clima”, manifestó, al tiempo que aclaró: “No estamos en situación de emergencia, pero estamos en alerta”.

“La situación nos preocupa porque Entre Ríos es una provincia productora de granos, así que estamos siguiendo de cerca el tema”, concluyó.

 

(Fuente: APFDigital)

Dejar respuesta