Hoy no abrirán sus puertas los bancos de todo el país porque los trabajadores festejan el Día del Bancario. La fecha se instituyó para conmemorar la constitución de la Asociación Bancaria en 1924.

El comunicado de Juan Carlos Navarro, Secretario General Asociación Bancaria Paraná:

Un 6 de noviembre de 1924 hace 93 años, fue constituida formalmente la Asociación Bancaria, tras años de lucha llevada adelante por decenas de miles de bancarias y bancarios afiliados. Esa fecha – de acuerdo a nuestra Convención Colectiva – es reconocida como el Día del Bancario y representa una jornada no laborable; pero en tiempos de la dictadura militar este derecho fue conculcado a instancias del sector patronal. Sin embargo, gracias a la acción gremial coherente, nuestro sindicato logró recuperarlo.

Este 6 de noviembre debe encontrarnos festejando nuestro día y más unidos que nunca. ¿Por qué? Por diversos motivos: uno de ellos es que conformamos uno de los gremios más respetados hoy en nuestro país, uno que no se resignas a recibir órdenes del poder, sea éste empresario o político, con este gobierno como con el anterior. También porque cumplimos con nuestro compromiso principal que es el de defender los derechos de nuestros compañeros, consiguiendo a la vez los mejores acuerdos salariales y más derechos adquiridos.

Y además, porque tenemos desafíos inmediatos y muy difíciles que nos pondrán a prueba, como el inminente comienzo de nuestra paritaria, ya que nuestro acuerdo salarial vence en diciembre, o la cuestión del avance tecnológico y las consecuencias que puede traer aparejado sobre nuestros puestos de trabajo. Se suman a este escenario la desregulación desenfrenada del Banco Central de la República Argentina que impacta directamente sobre el empleo, los consabidos fraudes laborales en el que incurren con las tercerizaciones, el incumplimiento de nuestro Convenio Colectivo y las incorrectas liquidaciones de salarios y de los acuerdos paritarios.

Por eso apelamos al sentido de unidad que ha caracterizado a los trabajadores bancarios y que nos ha permitido alcanzar los logros señalados. No es tiempo de resignación, es tiempo de sostener en la negociación que viene, con inteligencia, y si es necesario con lucha, lo que decimos, escribimos y prometemos. Una vez más, los bancarios vamos a resistir nuestros derechos desde la coherencia de nuestra historia y desde la convicción de nuestros principios.

Feliz Día para todos.

Dejar respuesta