No existe una norma específica para controlar los ruidos molestos

0
258

Victoria.- En la Sesión del Concejo Deliberante tuvo ingreso una nota solicitando al cuerpo la creación de un plexo normativo que reglamente los ruidos excesivos e innecesarios, provenientes de cualquier fuente, firmado por la Jueza de Faltas Dra. Fernanda Cesarego.

Según esta última en forma frecuente reciben denuncias por ruidos molestos de todo tipo, porque la diversidad es muy amplia y en muchos casos han generado conflictos entre vecinos. Se inscriben entre estos, la música o radio a un volumen muy elevado, máquinas, talleres o publicidad callejera entre otros. Reconoció que en muchos casos se tratan de actividades comercialmente legales, habilitadas,  que tienen una larga historia en nuestra ciudad. “La ciudad ha cambiado, creció y han quedado actividades o talleres en zona muy urbanizadas provocando molestia a los que viven en las inmediaciones, producto de la contaminación auditiva que generan”.

Las situaciones son innumerables, van desde un escape de moto o auto o de cualquier tipo. Recordó que hace 17 años cuando se iniciaron en el juzgado los reclamos se producían por la publicidad callejera, inclusive se solicitaba que establecieron franjas horarias para la difusión, con el claro objetivo de no molestar en horarios de descanso de la gente. Ahora las denuncias son más frecuentes.

Con el desarrollo de la ciudad se han multiplicado los problemas y legislativamente no hemos avanzado en ese sentido, señaló Cesarego.

Actualmente está contemplado el ruido excesivo en un artículo de una ordenanza y otro lo toca tangencialmente, que tiene que ver con los espectáculos públicos,  que no pueden generar sonidos que superen los 60 decibeles (*). Para la jueza la norma es confusa, porque no se reglamenta. Por ejemplo dónde debe medir este impacto, si en el interior, en el exterior o a determinada distancia. Está relacionada al sonido en boliches y espectáculos públicos en general que emiten música.

Sugirió a los ediles que se elabore una ordenanza en función de nuestra realidad, porque tampoco se pueden copiar normas vigentes en grandes ciudades, que tienen perfiles distintos. Agregó la funcionaria –en diálogo con Paralelo32– que es necesario un marco normativo para que los inspectores tengan elementos al momento de realizar las inspecciones. “Nos preocupa, porque al no tener los elementos para ejecutar procedimientos o sanciones, no podemos dar respuesta a las demandas de la gente”.

Además debemos consultar a personas que tienen experiencia y están formados para evaluar estas cuestiones, como son  los licenciados en Seguridad, que inclusive trabajan en el municipio, que además de su formación cuentan con aparatos modernos para poder evaluar el  impacto  de los ruidos en general.

“La idea es tener una ordenanza que contemple todo lo relacionado a sonidos,  aunque se la tengan que reglamentar posteriormente”.

Dejar respuesta