Victoria.-  Si bien el hecho se dio a conocer oficialmente el martes, las redes sociales se hacían eco a los pocos minutos de ocurrido el caso de violencia contra un pequeño de 3 años de edad, en un autoservicio chino.

El hecho que provocó bronca e impotencia en la comunidad, se desató el domingo alrededor de las 19 horas, luego de que una pareja ingresara al comercio de calle Laprida y Corrientes con dos menores, un bebé de tres meses que es hijo de la pareja y el niño de 3 años, fruto de una relación anterior de la mujer. Al parecer, el padrastro le ordenó al niño que cuidara de su hermanito pero como éste no lo hizo le gritó, y como se echó a llorar, lo golpeó varias veces con el puño en el rostro provocándole sangrado de sus fosas nasales.

Ante esta situación y la atenta mirada de los clientes del comercio que estaban en ese momento, la mujer asustada le pidió al hombre que se fuera del lugar para posteriormente denunciarlo a la Policía, donde manifestó que no era la primera vez que su pareja ejercía violencia contra el menor, lo hostigaba de modo frecuente, marcando clara diferencia con el hermanito de tres meses que sí es hijo de él.

Violencia frente a las cámaras

Como en el supermercado funcionan cámaras de seguridad, la fiscal Flavia Villanueva que intervino de inmediato en el caso, solicitó a los titulares del comercio entregar las imágenes que habían quedado registradas al momento del hecho, pero éstos se negaron “por motivos de seguridad”, según señalaron. En ese contexto, desde el órgano judicial se ordenó el secuestró de las cámaras con el fin de sumar pruebas a la causa de violencia iniciada y una vez observadas las imágenes, la fiscal dispuso medidas de protección para la mujer excluyendo al hombre del hogar, además de dejarlo detenido en Jefatura hasta el día siguiente. Se supo luego que el agresor no es oriundo de Victoria y tiene 33 años de edad.

Dejar respuesta