El presidente de la Asociación Civil, Luis Niderhaus evocó las noches mágicas de la fiesta y dijo “queremos que ésta sea inolvidable, llena de historia, recuerdos, emociones, porque nos vamos a retrotraer en el tiempo. Vamos a homenajear a personas que hace mucho tiempo –por 1964- pensaron en juntarse, en encontrarse a través de las ideas y soñar en hacer un festejo para su actividad”. Recordó las muchas personas que trabajaron arduamente para llegar a esta fiesta, en honor a una tarea que en sus comienzos mayormente realizaban las mujeres de la casa y que se fue tecnificando para convertirse en uno pilares principales de la economía de nuestra provincia.

“Esta actividad ha crecido exponencialmente los últimos años –sostuvo- y a veces dejando al descubierto la capacidad de reacción del Estado y sin poder brindar las herramientas necesarias para el sector que son muy básicas: formalidad – energía – créditos accesibles y sobre todo conectividad, algo fundamental para generar todo este intercambio campo-ciudad”. Finalmente apeló a la pronta reacción del Estado y bregó por la unidad de todos.

Dejar respuesta