Una menor de 12 años salió a bailar a un boliche de la ciudad de Federación, acompañada por sus hermanos, pudo ingresar a pesar de su edad y consumió tantas bebidas que terminó en coma alcohólico.

La nena no solo logró ingresar al local, sino que, además, tuvo acceso ilimitado a bebidas alcohólica, hasta que se descompensó e ingresó con coma alcohólico al hospital de la localidad.

De inmediato fue trasladada al hospital San José de Federación, donde los médicos de guardia la asistieron hasta lograr su estabilización.

 

Fuente: diario Río Uruguay

Dejar respuesta