Lucas González.  Por estos días estaba prevista una audiencia de Casación en el Caso Juan Diego Escobar Gaviria, en la que los defensores del cura, Juan Pablo Temón, Milton Urrutia y María Alejandra Pérez, pensaban pedir la nulidad del fallo del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguay, que en septiembre último lo condenó a 25 años de cárcel por abusos y corrupción de menores, además de la inmediata libertad del sacerdote, pero fue suspendida y por el momento no hay reprogramación.

La razón fue que la propia defensa de Escobar Gaviria recusó a todo el tribunal. Los tres vocales que forman la Cámara de Casación Penal: Hugo Perotti, Marcela Badano y Marcela Davite fueron recusados el viernes a través de un escrito presentado a último momento por el defensor Milton Urrutia.

Momentos antes de la suspensión, el abogado querellante Mariano Navarro dijo: “Se avanza en la cuestión penal, creemos que va a quedar como está, con 25 años de prisión, pero desde la defensa han solicitado un Recurso de Casación contra esta sentencia”. Luego agregó: “Piden el cese de la prisión preventiva de forma inmediata porque ellos entienden que al no estar aún firme la sentencia, Escobar Gaviria debería estar en libertad y está en juego esto, pero estamos seguros que existen razones más que suficientes para que siga estando preso”.

Por otra parte, al ser consultado por la demanda millonaria que enfrenta la Iglesia de Paraná y el cura Juan Diego Escobar Gaviria, que ya fue presentadas ante el Juzgado Civil y Comercial N°1 de Nogoyá, a cargo de Américo Daniel Luna, Mariano Navarro, destacó: “También avanzamos en una demanda civil, mis clientes me han dado la autorización para que inicie las acciones correspondientes para que obtengan un resarcimiento por los daños que le han causado, como a cualquier menor de edad que tenga que vivir este tipo de abusos”.

“Con la indemnización se tratarían de menguar los daños que se les ha causado. Esto lo explico porque la causa tomó estado público, entonces la defensa basó su fundamento en que las víctimas solo buscaban beneficios económicos y nada está más lejos de eso, pero sí es cierto que tienen derecho a una indemnización porque son chicos a los que se les arruinó la vida”, especificó, al tiempo que sumó: “El daño que se le causó es similar a un tiro en la conciencia, nunca vamos a conocer cómo sería su vida en cualquier aspecto si no hubiera estado la intromisión de un adulto en los albores de su sexualidad. Hay chicos que tuvieron problemas, otros que se tuvieron que ir de Lucas González, todos fueron despedidos de sus trabajos, por eso iniciamos esta nueva demanda”.

Por otra parte remarcó: “En una primera etapa, cuando tomé la querella, había muchos vecinos de Lucas González que no creían que esto fuera verdad pero hoy ya no pueden dudar con la sentencia que se le dio, que es la pena más importante en la historia argentina para con un sacerdote, más aún a un cura que convocaba a muchísimos fieles, que tenía un poder en su ciudad y muchísima influencia, pero así y todo, se logró llegar a la verdad. A pesar de que durante el proceso hubo personas que actuaron sobre los testigos y sobre los niños tratando de disuadirlos de que declaren o denuncien”.

También, sostuvo el letrado: “Avanza una causa más por abuso, estamos solicitando una nueva audiencia para pedir medidas contra Escobar Gaviria, que si bien ya está detenido, entendemos que corresponde que se tomen medidas porque todavía sigue teniendo influencia sobre algunas personas y sigue habiendo temor entre las víctimas”.

Mediación

Cabe destacar que el paso previo al pleito en Tribunales es la instancia de mediación, por lo que la justicia ya designó a tres mediadores que intervendrán en ese proceso. La primera audiencia de mediación con los dos primeros casos se hará el 17 de noviembre con los mediadores Andrés Martín Galizzi y Daniel Alejandro Galizzi. Tres días después, el 20 de noviembre será la mediación para el tercer caso que ya tiene designada mediadora: Patricia Urigh.

Situación de las víctimas

“El daño que se le causó es similar a un tiro en la conciencia, nunca vamos a conocer cómo sería su vida en cualquier aspecto si no hubiera estado la intromisión de un adulto en los albores de su sexualidad. Hay chicos que tuvieron problemas, otros que se tuvieron que ir de Lucas González, todos fueron despedidos de sus trabajos, por eso iniciamos esta nueva demanda”, dice el querellante Mariano Navarro.

Dejar respuesta