El municipio de Diamante ofreció el blanqueo de 1.000 pesos y un tres por ciento de aumento, rechazados por los trabajadores del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (Soem).

El dilatado conflicto municipal de Diamante entró en una pausa a partir de la propuesta del Ejecutivo municipal que, si bien fue rechazada por el Soem, motivó la suspensión de la retención de servicios que sostienen los trabajadores desde hace un mes en reclamo de una reapertura de las paritarias.

Finalmente después de las demandas del sindicato y los empleados que desde mediados de agosto pedían una nueva instancia de discusión salarial sin obtener respuestas, el Gobierno municipal ofreció el blanqueo de 1.000 pesos en negro, un tres por ciento de aumento para todas las categorías y la entrega de 100 equipos de ropa de trabajo para los empleados del corralón municipal.

Asimismo, el ofrecimiento incluyó convocar concursos a través de la junta de Admisión, calificaciones y disciplica, en las direcciones que faltan.

La asamblea de trabajadores del Soem rechazaron por insuficiente la propuesta presentada por el Ejecutivo, aunque suspendieron temporariamente (hasta el jueves) las medidas de fuerza y elevaron una contrapuesta.

Según explicó el secretario gremial del Soem, Luís Grancelli, “las categorías de la uno a las seis cambian la plata. Ese tres por ciento de aumento lo único que hace es que no vayan a cobrar menos que cuando cobraban en negro porque el 20 por ciento va para la obra social y aportes jubilatorios”.

“Rechazamos por insuficiente, pedimos que se pasen los 1.000 pesos blanqueados, un 15 por ciento de aumento, un mínimo garantizado de 11.000 pesos porque la provincia tiene 12 y además que no se tome represalias contra los compañeros que durante el mes han hecho la retención de servicio y las movilizaciones”, dijo Grancelli a la agencia AIM.

Dejar respuesta