Foto: Sebastián Firpo

Victoria .- El Concejo Deliberante dejó el pasado miércoles 30 de noviembre sin efecto el convenio que tenía la Municipalidad con el Casino Victoria, firmado en el año 2009 (Decreto N° 343) y homologado por Ordenanza N° 2766. Este tipo de acuerdos es habitual que se realicen con empresas que tienen relación directa con la oferta turística y la cantidad de fuentes de trabajo que generan.

La firma que explota el Casino, en el marco de ese convenio, abonaba desde esa fecha la cantidad de 14 mil Unidades de Cuenta Municipal (UCM), sumado al Fondo de Promoción, que representaban alrededor de 110 mil pesos mensuales actualizados a la fecha.

El planteo de la Secretaría de Hacienda propuso cumplir sin excepciones con lo que establece la ordenanza, exigiendo el pago del 3,5 % del monto facturado (Ordenanzas N° 2465/N°2475/N°2476) a partir de mediados de enero del 2017.

Según datos recabados por Paralelo 32, con este cálculo la sala de juegos pasaría a abonar una cifra superior al millón de pesos mensuales.

Ante esta situación, que representa un crecimiento exponencial del tributo que debe abonar Casino, Paralelo 32 se comunicó con el Director General, Leonardo Cattáneo, quien explicó que se enteraron de esta situación por los medios de prensa, por lo cual no pueden realizar ninguna consideración al respecto. En el transcurso de esta semana, cuando se impongan oficialmente de esta decisión de la Municipalidad, podrían responder sobre el particular.

Los trabajadores se movilizan y acampan en la plaza San Martín

La medida de protesta es para solicitar el veto del intendente Domingo Maiocco a la nueva ordenanza que deberá pagar la empresa al municipio, que es de más un millón de pesos al año. Además de un proyecto de la nación en impuestos a las salas de juegos.

El acampe se extenderá, en principio hasta mañana miércoles, día en el que autoridades de la casa de juegos, el intendente y su gabinete tratarán de llegar a un acuerdo. Maiocco ya mantuvo un encuentro con los empleados del Casino y éstos le plantearon su preocupación.

“Con nuestro trabajo no se juega”

Antes de concretar el acampe, los trabajadores se movilizaron por las calles del centro a fin de dar a conocer su lucha por conservar y resguardar su fuente laboral. “Con nuestro trabajo no se juega”, parafrasea la solicitada que entregaron a todos los transeúntes.

Representantes de los trabajadores se reunieron con el intendente, quien se comprometió a reunirse con autoridades del Casino Victoria y poder arreglar una cifra que sea útil tanto para el municipio como para la parte privada. Ante esta promesa, los trabajadores decidieron quedarse acampando en forma pacífica hasta mañana miércoles, día de sesión ordinaria; donde ya se tendría una definición al respecto.

Dejar respuesta