La distinguida coach Barby Majule, junto a los talentosos bailarines Melina Greco e Iván Anrriquez, presentan una coreografía en redes sociales para todas las edades con el fin de que cada vez más personas puedan participar generando conciencia sobre la importancia de hacer actividad física para prevenir el ACV. Se trata de una de las maneras de participar de la campaña impulsada por Medihome para sumarse al movimiento contra el ACV, que consiste en seguir unos sencillos pasos y dar el ejemplo a otras personas de una acción saludable como es el baile al compartir su video bailando, con el hashtag #MoveteContraelACV. Moverse de esta manera permite usar la memoria, coordinar movimientos, aflojar tensiones, conectarse con el cuerpo y la música.

“El baile tiene cualidades positivas en la salud física, mental y social. Mejora habilidades motoras, el equilibrio y coordinación. Además se puede bailar en cualquier parte, es por ello que elegimos esta actividad como el símbolo del movimiento contra el ACV, que es una de las principales causas de discapacidad e internación domiciliaria en el país”, sostiene el Dr. Raúl Muda, Fundador y Director del Grupo Medihome, quien agrega: “Si bien el ACV es una causa muy frecuente de muerte y la primera razón de invalidez en adultos y en la tercera edad, se presenta cada vez más en los jóvenes, es por ello que queríamos dirigir esta campaña a los más jóvenes para que también tomen conciencia”.

El baile como método de prevención del ACV

El ACV es una causa muy frecuente de muerte y la primera causa de invalidez en los adultos y adultos mayores, sin embargo, en los últimos años, se registran cada vez más casos en personas de entre 15 y 45 años, según fuentes de Medihome. Puede darse por dos causas: al obstruirse una arteria e impedir que llegue sangre a una parte del cerebro (lo que se denomina ataque cerebrovascular isquémico o infarto cerebral) o al romperse una arteria dentro del cerebro provocando una hemorragia y dañando el sector donde ocurre (ataque cerebrovascular hemorrágico).

Realizar actividad física con regularidad, es parte de los métodos de prevención al que se suman: no fumar, controlar adecuadamente la hipertensión arterial y el déficit de magnesio, tratar adecuadamente los trastornos del colesterol, la diabetes o el síndrome metabólico -resistencia a la insulina-. También es recomendable realizarse un examen médico y una ecografía de las arterias carótidas para obtener un diagnóstico precoz de posibles obstrucciones arterioescleróticas para poder corregirlas y prevenir con medicación las trombosis y embolias cerebrales.

El baile es una de las actividades físicas más recomendadas para proteger la salud física, mental y social, si bien se considera a menudo una actividad recreativa y se suelen pasar por alto sus cualidades positivas.

Bailar es un entrenamiento cardiovascular, que previene afecciones tales como el Accidente Cerebro Vascular. Además, incrementa habilidades motoras en todas las edades al permitir tomar conciencia del cuerpo, que sus articulaciones se muevan libremente, al ejercitar el equilibrio y la coordinación de movimientos.

Por otra parte, bailar libera la mente, relaja nuestros cuerpos, disminuye el estrés y aumenta nuestros niveles de energía. El movimiento rítmico desencadena la liberación de endorfinas, lo que puede mejorar el estado de ánimo. También el cerebro se entrena cuando las personas bailan. Seguir pasos ayuda a mejorar la flexibilidad cognitiva y la memoria, incluso en los adultos mayores. Además, estimula la creatividad.

Dejar respuesta