“Toda vida vale”, mezclada con “Jesús es el camino”, y otras más politizadas como “Si votás por el aborto, yo no te voto” fueron las consignas que se multiplicaron en carteles, vinchas y remeras hasta teñir de celeste el centro porteño. Con un clima festivo y eufórico, similar al de un recital, “Salvemos las dos vidas” fue la mayor movilización en contra de la legalización del aborto que se realizó en el país.

Este sábado unas 650.000 personas coparon la avenida 9 de Julio, entre San Juan y Corrientes. Llegaron más de 1.000 micros desde todas las provincias, que estacionaron en las inmediaciones del Obelisco, donde hubo cortes de calles.

Sobre un escenario con pantalla gigante desfilaron bandas evangélicas de rock, pop, y folclore. En medio de las tandas musicales, invitaron a hacer una “selfie”, se cantó el himno nacional, y hubo oraciones por las familias, por los senadores, por los bebés que están por nacer, y por las madres que están en crisis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here