Ramírez- La joven ramirense Micaela Fiant padece fibrosis quística. Necesita un trasplante bipulmonar y la batalla desde el principio no fue sólo contra la enfermedad, sino también contra las complicaciones burocráticas, ya que su obra social no le reconocía los costos de su atención en la Fundación Favaloro, por lo que tuvieron que recurrir a un recurso de amparo.

Solucionada esa problemática, pudieron enfocarse de lleno en su recuperación y en la esperanza de que aparezca su “ángel donante”. En ese contexto, en forma permanente la joven se fue realizando los controles correspondientes, evolucionando de buena manera, hasta que en diciembre de 2015 apareció una nueva complicación, ya que le detectaron cáncer en la glándula tiroides, localizada debajo del cartílago tiroideo (la manzana de Adán), en la parte delantera del cuello.

Micaela siguió luchando para mejorar su salud, pero esos planes se modificaron momentáneamente lo que obligó a retirarla de la lista de espera.

La evolución

La Asociación Entrerriana de Ayuda a Personas con Fibrosis Quística Alguien Como Yo FQ, que en forma permanente colabora con la joven y su familia, difundió esta semana un informe con la actualidad de Micaela y su evolución.

Indicaron que “Como todos saben, Mica se encuentra viviendo en Buenos Aires. No se encuentra en lista de espera debido al cáncer de tiroides diagnosticado en 2015. En relación a la fibrosis quística, por estos días Mica fue medicada con antibióticos orales al presentar una exacerbación, aumento de moco y tos. Se evaluarán los pasos a seguir de requerir una toalette bronquial. Por otra parte, en su lucha contra el cáncer, tiene que hacerse yodo radioactivo. Cuando se consiga el lugar para realizarlo, en un centro nuclear de algún hospital de Buenos Aires, comenzará esa etapa del tratamiento”.

En relación al tratamiento, la glándula tiroides absorbe casi todo el yodo del cuerpo. Cuando el yodo radiactivo (RAI), también conocido como I-131, se administra al cuerpo en forma de líquido o cápsula, se concentra en las células de la tiroides. Este tratamiento se puede usar para destruir cualquier tejido tiroideo que no haya sido extirpado mediante cirugía o para tratar algunos tipos de cáncer de tiroides que se hayan propagado a los ganglios linfáticos y a otras partes de su cuerpo.

Esta semana estaba previsto un recorrido por diferentes hospitales como el Roffo, Durand e Italiano, ya que en los anteriores nosocomios recorridos no se realiza ese tratamiento. Cuando se consiga el yodo radioactivo, se lo hará y luego deberá permanecer aislada durante cuatro días, según indicaciones médicas.

“Actualmente el estado de Micaela es estable. Hace una vida dentro de sus posibilidades, normal. Está de buen ánimo, pero debe permanecer en Buenos Aires cerca de los centros especialistas, donde es asistida. Mica se encuentra bien, con el tratamiento indicado y siguiendo paso a paso lo que sus médicos piden. No se encuentra en cama y hace una vida activa con su rehabilitación pulmonar y consultas médicas”, aclararon desde la ONG.

Dejar respuesta