Mauro Urribarri presentó su renuncia este jueves a Gustavo Bordet. Así lo confirmaron a Página Política fuentes en Casa Gris. El ministro de Gobierno decidió acercarle al Gobernador su dimisión “indeclinable”.

La decisión se conoció luego de la publicación de la nueva edición de la Revista Análisis donde se denunció vínculos con el empresario Diego Cardona Herreros, uno de los aportantes a la campaña de Sergio Urribarri. La derrota en Concordia y una situación de mayor arrinconamiento posterior a las elecciones generales del pasado domingo fueron clave en que se tome la decisión. Distintos sectores del propio justicialismo reclamaban el desprendimiento de los Urribarri del gobierno actual y esto comenzó a decretarse posterior a la derrota del justicialismo ante el frente Cambiemos.

Al respecto, el gobernador destacó la voluntad del funcionario “de facilitar las decisiones que se requieran en el marco de la gestión”. Y señaló que pese a haberle solicitado al funcionario su reconsideración, él mismo manifestó preferir dar un paso al costado”.

Urribarri presentó su renuncia indeclinable expresando que: “Estoy absolutamente comprometido con el proyecto político al que pertenezco; por eso entiendo la necesidad de fortalecer la gestión de gobierno y dar lugar a nuevas ideas y proyectos”. Ambos dirigentes coincidieron en que la etapa que arranca, producto de estar promediando la gestión de gobierno, afianzará la labor que se viene realizando en pos de mejorar la calidad de vida de los entrerrianos.

Mauro fue una pieza clave en la decisión de su padre, Sergio Urribarri, para que la inclinación sea por Bordet y no por Adán Bahl en 2015. En su momento, y con la interna avanzada, el ahora exfuncionario se bajó de su candidatura a intendente en Concordia, lo que hizo que se le allanara el camino a Enrique Cresto, que coqueteaba con la precandidatura del ahora vicegobernador. A partir de ese movimiento los limones se acomodaron solos en el peronismo.

La familia Urribarri está siendo investigada por el delito de enriquecimiento ilícito, pero el saliente ministro no había sido citado por la Justicia. El presidente de la Cámara de Diputados sí se ha presentado en sede judicial. Sobre el ex gobernador están tramitando otras causas en los tribunales.

La salida de Mauro Urribarri -publicada por Página Política- era un decisión de fondo para Bordet. Toda la dirigencia que pulula por Casa de Gobierno lo entendía así. Una salida a la situación que se bosquejó fue hacer un enroque con otro ministerio, es decir que el joven funcionario vaya a otro lado, pero esa posibilidad quedó en el rumor.

 

(Fuente: Página Política/Revista Análisis)

Dejar respuesta