Victoria.- La Policía de Entre Ríos dio a conocer esta semana que Personal de la División Robos y Hurtos, y de la Jefatura Departamental Victoria, realizó un allanamiento en la localidad de Villa Martelli, provincias de Buenos Aires, donde secuestraron teléfonos y equipos de almacenamiento, entre otros elementos.

Las tareas investigativas están directamente ligadas al robo a punta de pistola del avión Cessna 182, ocurrido en el aeroclub local el pasado 21 de febrero. Mediante exhorto judicial y colaboración de la policía de Buenos Aires, requisaron una vivienda de calle Los Constituyentes, de la localidad de Villa Martelli, donde secuestraron quince teléfonos celulares, una Tablet, equipos de almacenamiento (pendrive, tarjetas de memorias), y documentación de interés.

En relación al procedimiento, un hombre mayor de edad de nacionalidad paraguaya, al que se identificó como Darío Concepción Roas (alias Nené), se encuentra supeditado a la causa.

Ya no quedan dudas sobre las implicancias narco de esta operación, donde la justicia busca desbaratar una organización en la que se inscriben varios nombres de la vecina ciudad de Rosario, pero el hecho de que Roas figure entre los sospechosos abre nuevas puertas a otros documentos, como el de la Procuraduría de Narcocriminalidad, donde se investiga el envío de droga a Corrientes por el río Paraná, causa donde Nené afronta pericias como proveedor de marihuana.

También pesa sobre Roas una condena como “autor penalmente responsable del delito de tráfico de estupefacientes en su modalidad transporte (de 2010)” de la sala IV de la Cámara Nacional de Casación Penal.

Paralelo 32 pudo saber que habrá en breve una rueda de reconocimiento por parte de las víctimas a partir de fotografías de ‘Nené’, que no está detenido. Además de Roas hay pedido de captura para dos paraguayos más, dos misioneros, y está preso un rosarino.

Si las víctimas lo identifican como autor del robo, la Justicia local está en condiciones de solicitar la captura internacional; hasta el momento se tienen como indicios llamadas entrantes y salientes pero no comunicaciones, por ende se trabaja en el terreno de las presunciones a confirmar.

Entre las certezas de la línea investigativa, según pudo averiguar este periódico, el hecho nació en Rosario, el móvil fue narcotráfico, y habría más personas de la vecina orilla que estarían en la mira de la justicia para ser llamadas a declarar.

Dejar respuesta