Entre Ríos es junto con Buenos Aires, la provincia que más participación ha reunido de sus municipios. Paraná, Cerrito, Villa Libertador General San Martín, Victoria, Maciá, Diamante, Nogoyá, Concordia, Urdinarrain, Concepción del Uruguay, Colón, San José, Gualeguaychú, Federal, Federación, Chajarí, Villa Clara y Villaguay dispondrán de distintos espacios en sus respectivas ciudades para el desarrollo de alguna actividad vinculada a la promoción del consumo interno.

Del 14 al 20 de mayo próximo se podrá concurrir a ferias de exposición y ventas de mieles de producción directa de productores locales de cada región, actividades de recreación para niños con espacios dispuestos para que puedan colorear a la abejita Mielina y sacarse fotos con la abejita viajera; habrá entrega de folletería con material de difusión de las bondades de la miel, concursos de fotos, preparación de platos regionales a base de miel y derivados, degustaciones, charlas de capacitación sobre polinización, videos educativos sobre la actividad apícola con la participación de entidades educativas, proyección de películas vinculadas a la temática, para estudiantes de nivel primario y secundario.

La coordinadora del área apícola y directora de Producciones Pecuarias Alternativas del Ministerio de Producción, Noemí Altamirano, se refirió a la excelente respuesta manifestada por los municipios. “Estamos muy conformes porque han demostrado un gran interés. Debe destacarse el trabajo conjunto que han realizado las áreas de producción de cada localidad con instituciones destacadas como son el INTA, INTI, Senasa, la delegación en la Provincia, de Agricultura Familiar; e inclusive han gestionado acciones junto con las cooperativas de productores y entidades educativas”.

Y agregó: “cada municipio puso su creatividad e impronta para llevar adelante alguna iniciativa. Nosotros como representantes del gobierno provincial, realizamos la convocatoria a partir de la logística que disponemos del trabajo que mantenemos todo el año con los distintos actores de la cadena y estaremos acercándonos para acompañar a cada uno de los puntos donde se llevarán adelante las propuestas. También se estuvo trabajando fuertemente en la comunicación de la campaña, para que la misma pueda difundirse y expandirse a más rincones de la Provincia”.

Para tener en cuenta

Entre Ríos es la segunda provincia productora de miel a nivel país. El 95% de la producción nacional de miel se exporta, por lo que justamente resulta necesario una eficiente difusión de las bondades que la miel posee, para promover su consumo.

La miel es un alimento elaborado por las abejas (Apis mellifera) a partir de secreciones azucaradas producidas por las plantas con flores y contiene pequeñas cantidades de antioxidantes, vitaminas y minerales.  Los caracteres organolépticos de la miel (como el color y su consistencia) están directamente relacionados con la especie vegetal de la cual provienen. Tiene además una gran utilidad para aplicaciones medicinales y usos cosméticos, además de brindar su inconfundible sabor a muchas recetas dulces de cocina.

Importancia de la polinización

Cada vez que una abeja recoge néctar de una flor o bien néctar y polen y luego se desplaza a otra para hacer lo mismo, realiza uno de los actos más importantes y beneficiosos para las plantas, la polinización. Este fenómeno tan sencillo a primera vista, trae asociado unas consecuencias inmediatas y de gran trascendencia, como son la formación del fruto, de una importancia vital en la agricultura, y la formación de la semilla, que le servirá al vegetal para perpetuar su especie y multiplicarse.

Según datos de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO) “hay 100 especies de cultivos que proporcionan el 90% de los alimentos en todo el mundo, y 71 de ellos se polinizan con las abejas”.

De aquí sin dudas la relevancia que poseen las abejas en lo que respecta a la biodiversidad y continuidad de las especies no sólo vegetales y animales, sino de la propia existencia humana. Parafraseando a Albert Einstein que hace alusión al desastre global que significaría la no existencia de estos insectos: “Al hombre sólo le quedarían cuatro años de vida. Sin abejas, no hay polinización, ni hierba, ni animales, ni hombres”.

 

 

Fuente: Prensa Ministerio de Producción

Dejar respuesta