Crespo- Días pasados se dieron dos hechos trascendentes que van madurando la idea (por ahora solo eso) de un segundo Parque Industrial en nuestra ciudad, con características diferentes al actual según vislumbran los más soñadores. Por un lado, la fábrica de muebles para baños Schneider, anunció el traslado de su planta a un nuevo predio de 17,5 hectáreas, del otro lado de la ruta, junto a las actuales lagunas de desagües cloacales industriales en vías de ser trasladadas. Por otro, la sanción de la ordenanza que fija como área de expansión industrial una superficie de cien hectáreas al norte de la ruta 12 y frente al actual Parque Industrial, declarando esas tierras ‘de utilidad pública’.

Mientras tanto, las voces oficiales prefieren hablar de una ampliación del Parque Industrial actual y no más que eso.

Duplicar la fábrica

Los dueños de la fábrica de muebles para baños Schneider, la ingeniera Carolina Schneider, Directora General, y su hermano Gabriel, Gerente Comercial, hablaron con Paralelo 32 sobre el traslado la industria a un nuevo espacio de 17,5 ha adquirido recientemente frente al actual Parque Industrial, separado de éste por la ruta 12. El sostenido crecimiento de la fábrica impulsa un nuevo proyecto, muy ambicioso, de duplicar el tamaño y producción a largo plazo, como así también el desarrollo de nuevas líneas y la necesidad de contemplar dentro del mismo espacio fabril un lugar para la recreación del personal.

La capacidad de ampliación de la fábrica que viene con un importante crecimiento, está al límite en su emplazamiento actual, ni siquiera alcanza un terreno aledaño.  “Tenemos poco espacio en la fábrica, poco terreno disponible y empezamos a ver dónde instalar el próximo galpón, siempre con la idea de concentrar la fábrica en un solo lugar porque advertimos casos de colegas que tienen industrias dispersas y productivamente no es bueno” -sostiene la Directora General de la empresa-. Explica que ante esta dificultad se buscaron alternativas todo el año junto con el municipio, dentro del Parque Industrial. “Tenemos comprado un galpón listo para instalar, la estructura, el piso, pero ninguna de las opciones tenían una proyección que se ajuste a la tasa de crecimiento de la fábrica” –agrega la ingeniera Schneider.

La búsqueda posterior se orientó  fuera del Parque Industrial y surgió como posibilidad más conveniente un campo de 17,5 ha ubicado al frente, con un lateral sobre lo que sería la continuación de calle 1º de Mayo, cruzando la ruta. “Estamos ahora en plena elaboración del proyecto, nos faltan tomar algunas decisiones y empezar pronto una fábrica de doble del tamaño de la actual”.

La empresa, que provee trabajo a 80 trabajadores ocupados en forma directa y otros 10 en forma indirecta, hizo el primer gran esfuerzo de inversión con la compra del predio. Ahora requiere el acompañamiento crediticio para reinstalar su fábrica en el nuevo espacio y afrontar parte de la inversión en maquinarias, próximas a recibir. “Concretado el proyecto queremos salir a buscar apoyo financiero, líneas de crédito que entendemos se pueden lograr”- dice.

Por su parte el Gerente Comercial, Gabriel Schneider, destaca que “todo fue de la mano del municipio, en permanente contacto con ellos, desde que arrancamos. Creemos que hoy sirve para poner un pie y arrancar un nuevo parque industrial con nuestra empresa”.

Desde la conducción de la fábrica destacan que al nuevo desafío lo justifica el equipo de trabajo que se formó a lo largo de doce años. “Nuestra visión hacia afuera es ser líderes en amoblamiento para baños a nivel país, lo que guía las decisiones; y hacia adentro, cada año un mejor lugar de trabajo. Alineado con eso queremos que el proyecto contemple el tiempo libre, que la gente que trabaja esté bien, se sienta bien, venga con ganas de trabajar”- sostiene  la Directora General de Schneider.

La falta de espacio hoy limita el desarrollo de nuevos proyectos. “Anexamos la producción de mesadas de marmolina, que está en un lugar muy pequeño dentro de la fábrica y el objetivo es que crezca”.

Simultáneamente esperan recibir nuevas máquinas. En diciembre llegará una recubridora de PVC adquirida en Brasil para un nuevo diseño de muebles de alta gama, revestidos en PVC, que permitirá desarrollar un nuevo estilo de muebles, dirigidos a otro segmento del público. Otras tres máquinas de origen italiano ingresarán al país en marzo.

La falta de espacio desde hace más de un año no sólo limita el desarrollo de nuevos productos, sino también el crecimiento del volumen de ventas y la incorporación de nueva mano de obra.

Un mojón importante

El intendente, arquitecto Darío Schneider se refirió al trabajo conjunto con la Comisión del Parque Industrial y las limitaciones que tiene en la actualidad para su crecimiento. “El espacio que queda remanente para la instalación de nuevas industrias lo veíamos como un problema desde un principio para el proyecto de la fábrica de muebles de baño, lo analizamos muchas veces con ellos y lo que tenemos disponible dentro de la superficie actual, los dejaba muy encorsetados. En algún punto la decisión de la empresa de desarrollar su proyecto estratégico de crecimiento a largo plazo, nos dio pie para dar un paso adelante” -opinó el intendente.

“En una reunión –recordó- le dimos una opción dentro del parque y otra alternativa, siempre pensamos que el crecimiento debía ser hacia el frente, pasando la ruta, porque no es posible hacia la ciudad ni tampoco a los costados”. El intendente sostuvo que el municipio no tiene dinero ni la posibilidad de comprar lotes en ese nuevo lugar. “Ampliamos los límites del área industrial e incluimos los beneficios para que se instalen. A la semana volvieron y dijeron que consiguieron un lote y trabajamos en concretar el área. Eso indica que el crecimiento del parque será ahí. Es una ampliación del parque existente”- remarcó.

El día jueves salió la normativa poniendo límites al dominio y uso de los espacios que son privados. “Estamos marcando la cancha –opinó-, en este espacio crecerá el parque industrial y esa superficie tiene las restricciones para su uso que corresponden al Parque Industrial”. Destacó el beneficio de contar con servicio de cloacas, el proyecto de mejoras de Enersa para ampliar la potencia en esa zona. Sólo quedaría resolver el tendido de gas natural y agua potable de red.

“Dimos el primer paso, ya hicimos algunas gestiones en Bs. As. para obtener financiamiento para la compra de parcelas. Es un hito más que se instala en el crecimiento y desarrollo de la ciudad. Es para celebrar”- concluyó.

En la sesión del miércoles 8 de noviembre el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad una ordenanza que amplía el área de expansión industrial de Crespo. La norma fija como área de expansión industrial una superficie de cien hectáreas al norte de la ruta 12 y frente al actual Parque Industrial. El área está comprendida entre la ruta 12 y dos caminos vecinales que rodean la zona de las actuales lagunas cloacales industriales.
La ordenanza destina esa zona como área de expansión industrial, se declara de utilidad pública y sujetos a expropiación los terrenos privados ubicados el lugar, se prohíbe la venta de terrenos para construcción de viviendas y amanzanamientos. Además, cualquier subdivisión no puede ser inferior a las determinadas dentro de Código de Uso y Ocupación del Suelo para la zona correspondiente al Distrito Industrial.
Los predios indicados en la norma son 14, tres municipales y once distribuidos entre siete propietarios privados.

Dejar respuesta