El presidente Mauricio Macri consideró las críticas que despertó el “traslado” del feriado del 24 de marzo, provenientes tanto de la oposición como de sectores cercanos al gobierno, y resolvió dar marcha atrás con la medida.

El lunes pasado, el Presidente eliminó por decreto los dos “feriados puente” anuales que el anterior gobierno había establecido para incentivar al sector turístico. Consideró que “afectaban la competitividad”.
En la práctica, la decisión implicó la eliminación de los feriados puente, y además la compensación de la pérdida de fines de semana largos con el “traslado” de ciertos feriados nacionales.

Aquellos feriados cuyas fechas coincidían con martes o miércoles, se pasarían al lunes anterior. Y aquellos que coincidían con jueves y viernes, al lunes siguiente. Era el caso del 24 de marzo: este año, el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia cae viernes, por lo que se trasladaba al 27 de marzo.

Click Aqui
El “traslado” del 24 fue ampliamente criticado por organismos de Derechos Humanos. Estela de Carlotto lo consideró “un insulto y una falta de respeto”. También sectores cercanos al gobierno de Cambiemos criticaron la medida, como el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.

Dejar respuesta