Vecinos de calle Otto Sagemüller, en la zona ubicada entre las calles Estrada, San Martín, Avenida Belgrano y Rivadavia; expresaron nuevamente su malestar porque todos los fines de semana, “los jóvenes que salen del boliche no solo se pelea, sino que además gritan, y hacen sus necesidades en el frente de las viviendas”.

Los frentistas plantearon que no tienen nada contra el divertimento de los jovenes, aunque pidieron “mayores controles, ya que muchos salen del boliche borrachos, vomitan y orinan en las puertas de las casas, ensuciando todo”.

1 Comentario

  1. Las autoridades tienen una cuota grande de responsabilidad porque hacen bien poco y nada, saben días y horarios de los desmanes pero “no están”, te dicen llame si hay algún problema pero a la hora de los bifes desaparecen, o en algunos casos, pasan delante de los malechores ¡y los saludan y todo!

Dejar respuesta