Los Reyes Magos regalan alegría a los niños

0
287

Crespo- “Venimos de Oriente y estamos por llevar un poquito de alegría a algunos de los chicos, repartiendo juguetes” – dijo Gaspar cubierto por una túnica verde, momentos antes de partir desde la Parroquia Ntra. Sra. del Rosario para recorrer los barrios ubicados detrás de las vías del ferrocarril, para regalar golosinas y juguetes a los más chicos.

El grupo Vacaciones con Jesús, decidió salir al encuentro de los niños para celebrar la alegría de la Epifanía. “Como en enero hace calor para convocar a los chicos a la parroquia, se nos ocurrió salir por los barrios a repartir juguetes, caramelos, para seguir con actividad”. El esfuerzo y el aporte de la comunidad parroquial, los diferentes grupos que la componen, Cáritas y la colaboración de los Padres Rubén y Julio, hicieron posible el mágico encuentro con los niños que salían como hormigas a lo largo de las cuadras para saludar a los personajes que adoraron al Jesús recién nacido en Belén.

“Estamos en las manos de Dios, el dispondrá sus niños que nos vendrán a ver. Empezamos por Barrio Azul, hasta la Estación, cortito el recorrido por el tiempo de todas las personas, a las 20:00 tenemos la misa, después el pesebre y otros reyes magos estarán en el Guadalupe”- dijo la coordinadora del grupo.

Baltazar, enfundado en una túnica azul contó su propósito de “darle una alegría a los chicos y agradecerle al Señor por las cosas que nos da; pero también recordar el momento cuando los Reyes Magos fueron hacia donde estaba Jesús para adorarlo”.

Melchor, el más morrudo de los tres y de anteojos, se mostró feliz de por transmitir a los chicos de los barrios de Crespo la misma alegría que tuvieron los Reyes Magos al ver al niño Jesús en su pesebre. Agradeció las donaciones y colaboración recibida. “Gracias a ellos podemos llevar esa alegría a los chicos y un mensaje de esperanza. Algunos hacen cuatro años de catequesis, no vienen más, y ahí queremos estar presentes, para llegar al corazón de cada familia”- comentó a Paralelo 32 antes de la partida.

La caravana encabezada por una camioneta, en cuya caja se transportaban los Reyes Magos, que llevaban consigo los regalos, hizo el recorrido escoltada por dos vehículos. A su paso los niños salían corriendo por la vereda hasta encontrarse con la satisfacción del regalo que anoche no llegó a los zapatitos que dejaron en sus ventanas. Mientras las familias recibían en manos este mensaje: “Los Reyes le regalaron oro, incienso y mirra y el Niño regaló a toda la tierra amor, esperanza, paz y alegría, cosas que no se compran en las tiendas, pero que tú y yo podemos recibir y regalar todos los días”.

Dejar respuesta