El ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, mantuvo un encuentro con los representantes de los productores porcinos de todo el país. El encuentro se dio tras el anuncio oficial de que la Argentina volverá a importar carne de cerdo proveniente de los Estados Unidos, luego de 25 años de que nuestro país impusiera barreras al ingreso de estos productos por problemas sanitarios.

La Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos (Capper) fue parte de la audiencia en Buenos Aires, a la que también llegaron representantes de la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP), y el resto de las cámaras y asociaciones de otras provincias productoras: Pormag, Cappcor, Apporsafe, SRA y CRA.

Las diversas entidades que conforman esta cadena productiva en el país presentaron un documento al ministro. Allí, le pusieron de manifiesto la importancia que tiene el sector en la economía, su crecimiento y el impacto de las importaciones en términos de participación en el mercado.

Las entidades pusieron énfasis en lo indispensable que es para los productores argentinos el cuidar al máximo el status sanitario, reconocido en todo el mundo. Fundamentalmente, se hizo foco en la necesidad de acotar al máximo el riesgo sanitario de carne importada de cualquier lugar del mundo, no sólo de Estados Unidos.

En este sentido, plantearon que para el sector es importante la trazabilidad de todos los productos que lleguen a nuestro país, además de la trazabilidad interna de los productos que entren, cuidando que se respete la cadena de frío y se le brinda información suficiente al consumidor sobre la procedencia de la carne que compra y la fecha de elaboración del producto.

Dejar respuesta