Victoria.- Organizado por la Delegación Ambiental de Educación, en el salón de actos de la Escuela Nº 43 Provincia de Buenos Aires, el biólogo, docente e investigador de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Roberto Bo, planteó su mirada sobre la protección del Humedal. También asistieron autoridades de la Provincia de Entre Ríos ligadas a la problemática, ya que se intenta avanzar en la Ley de Humedales que hoy tiene aprobación en la Cámara de Senadores.

Como responsable del equipo de investigación de Ecología de Humedales de la UBA, Bo dijo que viene trabajando hace muchos años junto a colegas como Roque Fernández (Director de Gestión de Recursos Naturales de Entre Ríos), en la preservación de este recurso en la zona de islas del Departamento Victoria, “discutiendo sus realidades y sus problemáticas. Verdaderamente hay que conservar los humedales en el sentido amplio…en algunos casos preservarlos y en otros manejarlos sustentablemente o rehabilitarlos porque nos brindan un sinnúmero de bienes y servicios”.

En el caso particular de esta zona, Bo dijo que tenemos la suerte de tenerla en un buen estado de conservación, pero hubo en el último tiempo y no solamente aquí, una serie de prácticas que no son aconsejables. “La idea que tenemos es plantear cómo salir adelante y crecer sustentablemente”.

No se dejó de lado la problemática de la siembra en islas, que tiene a Bema Agri como un actor responsable pese a los vaivenes climáticos que ha sufrido, y que sigue desarrollando la actividad sin mayores restricciones, “conozco el tema, y pienso que hay que entender cómo funciona el sistema, donde no hay zonas altas como en el resto del departamento o el lado ondulado de la pampa bonaerense, y por ende la agricultura en el humedal no es recomendable, tampoco grandes endicamientos”.

Y añadió “si perdemos esa circulación normal del río, no solamente se perderá ese desarrollo productivo, sino todo lo que gira en torno a la biodiversidad y las demás prácticas que dependen del recurso”.

— En el sentido de impacto sobre el ecosistema, ¿Qué afectación ambiental genera la unión vial con Rosario, teniendo en cuenta que se gestiona la inclusión de una tercera vía?

— “Sin dudas la tiene, de igual manera valoro este tipo de obras porque son necesarias para el desarrollo de una región, pero de nuevo hay que ver cómo se hacen para que afecten lo menos posible al medio. Quizás lo ideal podría haber sido más puente y menos terraplén, pero entiendo que hubo una serie de intereses en pugna y el costo económico es uno de ellos”.

Sobre este punto, Bo continuó: “no podemos dejar de considerar que existe un gran terraplén perpendicular al segundo río más importante del mundo en caudal como es el Paraná, y que cuando se inunda, y cada vez con más frecuencia, no solamente va por el cauce sino también por la planicie”.

Más adelante dijo que quizás lo que no se contempló en este tipo de obra es que la inundación viene en forma de lámina, “y entonces está un terraplén obstruyendo, de alguna manera, la fluidez de ese caudal, y eso evidentemente tiene consecuencias para quién queda de una lado y del otro; y para la misma obra que comprende este tipo de intervención en un 80%, ya que tan sólo el 20% es en forma de puente–basta con revisar lo que denunciara Paralelo 32 hace más de un año respecto de la erosión del terraplén en varios tramos, coincidente con el período de inundaciones”.

Sobre estos cambios en el ecosistema, Bo recordó lo que ocurriera hace algunos años atrás con la invasión de la rata colorada sobre la cinta asfáltica en varios tramos, “son manifestaciones del sistema que estamos hablando, y en algunas mi profesión de biólogo-ecólogo puede ayudar un poco más que en otras”.

Por último, Bo dijo que estas inundaciones extremas, que el isleño conoce, serán cada vez más frecuentes, “y no podemos sorprendernos ya de determinadas cuestiones que van a pasar, sino que hay que adaptarse, y esto no significa resignarse sino ser consciente de la realidad y actuar en consecuencia para evitar inconvenientes”.

“No podes oponerte al progreso”

En sintonía con la afirmación del biólogo Bo, su par Fernández dijo que en la puja entre los intereses económicos y los recursos ambientales, “no podés oponerte al progreso, pero sí en el cómo se hace. A nosotros nos pasa en todas las opiniones que tenemos que dar en la temática de leyes, pero uno siempre busca argumentar desde el punto de vista técnico. Conozco a Roberto hace 20 años, desde la época en que trabajábamos en hacer sustentable el tema de la caza de nutrias, hoy eso es historia pero seguimos interviniendo en otras problemáticas tan polémicas como fue aquella”.

También mencionó que están trabajando en las leyes de presupuesto mínimo, “nos pasó con los montes, porque son normas que dicta el Congreso Nacional, donde estamos de acuerdo hasta cierto punto, pero los umbrales en que se fijan son difíciles de implementar después en territorio”.

Insistió en que con el humedal puede pasar lo mismo, hay que ver desde dónde se parte para su aplicación, “Rosario tiene un interés notable en el humedal, pero debemos aclarar en todo momento que ese espacio pertenece a Entre Ríos, más allá que los primeros lo utilicen”.

Dejar respuesta