La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó que los precios de los combustibles volverán a aumentar este viernes 1 de junio en toda la Argentina, debido a que comienza a regir la reforma tributaria, por lo cual aumenta un 6,7% el Impuesto a los Combustibles, impuesto con incidencia directa sobre los valores de naftas y gasoil.

Cabe aclarar que el pasado 8 mayo el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, había acordado con las petroleras YPF, Pan American Energy y Shell Argentina, un congelamiento de precios en los combustibles por dos meses. Acuerdo que rige durante mayo y junio de 2018, por lo que se prevé que al aumento que se registrará este viernes en los precios de los combustibles, podrían volver a tener un aumento de hasta un 12% el próximo 1 de julio.

El comunicado de la AFIP

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) precisa que el cambio en el impuesto sobre los combustibles líquidos y al dióxido de carbono que regirá desde mañana deriva de la reforma tributaria aprobada por el Congreso a fines del año pasado.

En dicha reforma (ley 27430) se dispuso el siguiente cambio: se estableció actualizar en forma trimestral los montos fijos del impuesto sobre la base de las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC) elaborado por el Indec.

Hasta esta reforma, el impuesto se calculaba en base a un porcentaje sobre el precio de venta de los combustibles. Con este cambio en la metodología de cálculo se evitó que el aumento en el precio de los combustibles sea mayor, dado que el impuesto no aumentó a la par del incremento registrado en los últimos meses en el valor final del producto.

A partir del cambio legislativo, se calcula en base a un valor fijo, estipulado por la norma, que se actualiza por el IPC.

Dejar respuesta