Padre e hijo, oriundos de San Jerónimo sur (Sta Fe), fueron juzgados en Paraná por intento de estafa y usurpación de una fundación benéfica, por haber intentado quedarse con un campo de 1.200 hectáreas en Segui (E.Ríos), de la fundación Alberto Marangunich, recayendo sobre ellos una pena de dos años y medio de prisión condicional y la obligación de realizar tareas sociales en un pueblo de Santa Fe.

Se trata de Fernando Andrés Copes y su padre, Víctor Juan Francisco Copes, quienes llegaron a juicio acusados de los delitos de Estafa procesal en grado de tentativa, Usurpación y Falsificación de documento privado. Habían intentado una maniobra muy arriesgada si tenemos en cuenta cómo está constituida la Fundación, en la que intervienen también funcionarios judiciales, cuyas ganancias por arriendos de esas tierras son destinadas a construir viviendas sociales, entre otros destinos filantrópicos.

En febrero de 2009 los Copes presentaron en la Justicia entrerriana documentación, afirmando que en 1995 habían adquirido dicho campo, llamado Estancia La Croacia. Pero se trataba de una maniobra ilícita para quedarse con la propiedad, que hoy está valuada en unos 10 millones de dólares.

En un juicio abreviado, las partes acordaron una pena de prisión condicional para padre e hijo de un plazo de dos años y medio. Además, deberán realizar tareas comunitarias en una institución de bien público en Funes, al sur de la provincia de Santa Fe.

Además de dicha maniobra procesal ilícita en la que intentaron engañar a un juez, a los Copes les imputaron haberse adueñado ilegítimamente de los sembradíos próximos a cosechar, implantados por el arrendatario Raúl Emilio Erbes, en cuya fracción desembarcaron con máquinas para reforzar la ocupación en febrero de 2009.

La causa demandó ocho años de proceso con extrañas incidencias, porque incluso había sido archivada por el juez Carlos Ríos. Hubo apelación y finalmente la Sala integrada por Herzovich (f), Villarodona y Giorgio, ordenó reabrirla.

Dejar respuesta