Crespo.- El presidente del bloque justicialista de concejales Javier Fontanta y su colega de bancada, Virginia Stricker, dialogaron en la redacción de Paralelo 32 sobre el endeudamiento de la municipalidad de Crespo que se aprobó por unanimidad en la sesión del jueves 21 de septiembre pasado.

–  ¿Qué postura tiene el bloque sobre el endeudamiento que se acaba de aprobar?

—  Fontana: No estamos hablando de montos tan importantes como el endeudamiento de fines de los noventa por las cien cuadras de asfalto, porque en aquel momento fueron 3,5 millones de dólares más un 10% que tuvo que afrontar el municipio por la obra, contra un presupuesto de 6 millones de pesos que tenía la municipalidad entonces. Hoy hablamos de un presupuesto de 300 millones de pesos y 884 mil dólares, la situación es totalmente distinta. Pero, como lo dije en la sesión el otro día, es como que ‘te corre un frío por la espalda’. Uno se acuerda de lo que pasó en aquella ocasión y surgen los temores. Yo había sacado unos porcentajes, que después no los dije en la sesión, sobre lo que representa ese endeudamiento al presupuesto de hoy, como para que la gente tenga una idea de los montos que estamos hablando. A una cotización de 17,50 pesos el dólar, los 834 mil dólares me dan algo así como 14.600.000 pesos, sobre 300 millones de pesos de presupuesto, y el endeudamiento es aproximadamente un 5% anual del municipio. En 2018 se van a producir los primeros vencimientos de intereses en febrero y en agosto, por unos 77 mil dólares anuales, 38.500 por semestre, unos 670 mil pesos semestrales. Estamos hablando de un 0,4% del destino anual del presupuesto. Con lo cual, creo que las condiciones estaban dadas. Si bien, hay gente que opina si las tasas pueden ser más bajas o no, en realidad, no pudimos discutir eso, porque este endeudamiento, así como lo tomó la Provincia lo trasladó a los municipios. Es un ‘paquete cerrado’. Salvo el monto, porque la Municipalidad no estaba obligada a tomar todo. Era hasta 834 mil dólares.

—  Stricker: Igual, cuando el año pasado se presentó la primera modificación presupuestaria, decían ‘hasta un millón de dólares’; así que podría haber sido aún mayor.

—  Fontana: Esto lo aclaro ante la gente que discute ‘por qué se acompaña esto, de dónde surge la tasa de interés’. Es un paquete cerrado, esto debe quedar en claro. Porque las mismas condiciones en las que se endeudó la Provincia, son las que transfiere a los municipios.

Obras en Barrio Azul

–  La provincia en general no ha logrado mucho mejores tasas a nivel internacional.

— Stricker: Lo que hablamos antes de la sesión, viendo una línea de tiempo en estos dos años, en julio del año pasado se quiso tomar un crédito con Banco Nación. Se lo aprobaron por mayoría, y luego se había caído, desde el Ejecutivo dijeron que era para compra de maquinarias. Era por 60 meses, cuestionábamos el destino porque sabíamos que había otras vías. Luego se logró por un leasing por 36 meses, para pagar con esta gestión. En este caso, no podíamos discutir las condiciones del crédito porque ya venía determinado, pero podíamos discutir el destino, las tres obras que se van a hacer, para aprovechar este dinero que va a entrar al municipio. Sabíamos que el ensanche y urbanización de Alfonsín era innegociable porque Crespo Nos Une lo había dicho durante su campaña. Pero lo que más nos importaba era el mejoramiento de los desagües en Barrio Azul, que más de una vez lo planteamos en las sesiones. Sobre las cuadras de pavimento, el arquitecto Molteni nos aclaró los detalles y planes de la obra. El pavimento urbano previsto en la ordenanza que aprobamos no se trata de otras calles, sino que son las calles relacionadas con la urbanización de Acceso Alfonsín y los desagües de Barrio Azul. Con este crédito no habrá más pavimento que el que incluyen estas dos obras.

—  Fontana: Es uno de los motivos por los cuales lo hablamos en el bloque y en la Unidad Básica, lo compartimos y lo expusimos. Después de dos o tres reuniones en las que estuvimos pidiendo algún tipo de paliativo para dar solución a Barrio Azul, que tiene dos grandes problemas: inundaciones en calle Los Sauces y Yapeyú y el arroyo por el que corre agua contaminada, que pasa por calles Malvinas e Italia. El problema existía pero se fue agravando en los últimos años. La gente del barrio que visitamos nos decía que antes no era tan grave como ahora. Pero, amén de esto, por lo menos queríamos colocar la mayor parte de fondos esa obra. Al final se va a destinar el importe para dos cuadras de calle Yapeyú y dos en Los Sauces, con hormigón; un canal que estaría casi en calle Yapeyú y los Sauces para mayor captación de agua más otras bocas de captación; y la ampliación del cruce de Acceso Perón. Esto significa entre 6 y 7 millones de pesos. Quizás no sea la solución definitiva; hay que hacer mucho más, porque no olvidemos que el agua debe escurrir por ese arroyo. Quizás haya que hacer otra obra, contratar una draga o ver de qué forma liberar el cauce de ese arroyo y permitir que el agua salga con mayor fluidez. Entonces, al ver esto obviamente, y después de haber pedido este tipo de soluciones, no podíamos no acompañar. Lo otro, la obra en Acceso Alfonsín, podíamos discutirlo. ¿Es necesario hacer esa obra? A nuestro criterio, no es necesario; yo hubiera solucionado otros inconvenientes que hay en la ciudad. Pero, ya lo sabemos, fue una promesa que hicieron en campaña, este monto de dinero les vino como anillo al dedo para cumplir con esta obra, que además van a pagar otros gobiernos, como incluso se lo dijimos en las reuniones. Son cuestiones que uno debe entender porque los que están gobernando son ellos y si tienen la decisión de hacer esa obra, la van a hacer. No podíamos oponernos porque la aprobación sólo necesitaba mayoría simple de los concejales, que la consigue el bloque oficialista.

—  Stricker: Nosotros tampoco hemos tratado de ser una oposición del no por el no, tratamos de ser una oposición constructiva. Por eso, en las reuniones de estudio del tema hicimos nuestros aportes. Agradecemos que haya sido bien recibida nuestra opinión, que nos hayan tenido en cuenta; inclusive propusimos incluir el artículo 8 que crea la comisión de seguimiento de la inversión y la ejecución de las obras. Cualquier obra la vamos a apoyar si es para el crecimiento de la ciudad, siempre y cuando se nos escuche. Para los 11 concejales la prioridad deben ser los crespenses, porque estamos sentados ahí gracias a que el ciudadano confió en nuestro trabajo. Por eso queremos ser un bloque constructivo.

Consorcios y obras

–  ¿Les da la impresión que viene recortado el presupuesto local en obras? ¿Que “Crespo Nos Une” era más optimista en diciembre de 2015 que ahora?

— Fontana: La gente también lo percibe. Son anuncios que se hacen, pero si no viene plata de Nación, como en el Proyecto NIDO, no hay obras. Lo que se hace con el presupuesto alcanza para algunas pavimentaciones y el mantenimiento que están haciendo.

–  Desde el oficialismo retrucan que la gestión Robles dejó muchos consorcios de pavimento sin previsión de fondos para encarar la obra.

— Fontana: Si ellos tanto se quejan por esa situación, ¿por qué hicieron más de 20 consorcios nuevos? No hubieran hecho esa cantidad de consorcios. Por un lado está la utilización política del tema, pero en ningún momento dejaron de hacer consorcios. Ahora hay más compromiso y más consorcios próximos a vencer.

—  Stricker: Al comienzo de esta gestión el problema era el estado del parque automotor que no estaba en condiciones. Durante el primer año se incorporaron muchas maquinarias, nosotros acompañamos el leasing y acompañamos la adquisición de una maquinaria para la Micra que Crespo tiene en custodia. Pero el estado de las calles sigue siendo deplorable en muchas cuadras y cada 20 milímetros que llueve, no necesita llover mucho, sabemos que a la gente se le hace intransitable. Ahora, viene el verano, con el tema de la broza no ha habido renovación, no hay ripio. Entonces, nos parece que obra pública es uno de los grandes faltantes. Está lo de la escuela junto al Centro Comunitario “Dr. Salustiano Minguillón”, es por un proyecto que viene de la Nación, siendo que se ha aumentado y se sigue recaudando más.

— Fontana: Está pendiente la obra de varios millones de pesos, que es el traslado de las lagunas cloacales, en un predio comprado por la anterior administración, con una licitación provincial. No noto que haya una obra importante hecha desde la ciudad de Crespo con fondos propios, o planificada aquí. Estos NIDO que, bienvenidos sean ojalá puedan venir dos más, pero es una política similar a la que se utilizaba anteriormente, los CIC. No estamos hablando de cosas nuevas, sólo un cambio de nombres.

–  En este caso, hay mayor intervención a nivel del vecindario.

—  Stricker: Nosotros hicimos un pedido de informes y una nota solicitando una reunión que todavía estamos esperando por las casas del programa de viviendas rurales, los mejoramientos al final de calle Florentina Gómez Miranda. En marzo los vecinos tuvieron la última reunión y no han tenido novedades. El tiempo pasa y no sabemos si es Nación que no manda los desembolsos, o cuál es la cuestión. Porque nosotros no hemos sido invitados a las reuniones para saber de primera mano cuáles son las novedades, porque ya hace un tiempo que los beneficiarios están esperando respuestas. Incluso en la última reunión les habían dicho que faltaban lotes para concretar las 51 viviendas y queríamos saber si se han podido solucionar o no.

El peronismo local

–  ¿Qué está pasando en el peronismo a nivel político?

—  Fontana: En cuestión política vemos el acercamiento de una gran mayoría de las líneas internas que están participando de las reuniones de la Unidad Básica. Todas las semanas hay una o dos reuniones. En estos días se plantea qué hacer para las elecciones. Se va a salir a repartir los votos, visitar los barrios. Hay un grupo de gente que está apoyándonos a los concejales con aportes o sugerencias de ideas. Hace poco, una de las agrupaciones hizo un estudio sobre el endeudamiento, que Paralelo 32 publicó. Creo que estamos trabajando bien, en conjunto, los concejales, la gente que va a la Unidad Básica y sus agrupaciones. Obviamente, no son todos pero son gran mayoría.

–  Pareciera que Crespo y la provincia se han vuelto ‘una ciudad y una provincia Cambiemos’. ¿Están viendo a nivel local como reinstalar el partido para ser una alternativa al 2019?

— Fontana: Me parece que a partir del año que viene van a aparecer personas con intenciones para la intendencia. Ya hay una persona que se manifestó en ese sentido, Luis Hartman.

—  Stricker: Me parece que, como estamos dedicados al 22 de octubre próximo, no hay ni espacio ni tiempo para hablar de más adelante. Igualmente, me parece que el peronismo siempre es una opción. Tenemos la ventaja sobre Cambiemos que seguimos siendo un núcleo del Partido Justicialista. No somos una alianza de varios, sino que estuvimos siempre dentro del peronismo. Me parece que el peronismo es una alternativa, con muchos errores pero también con muchos aciertos. Nos respaldan doce años anteriores que Crespo ha crecido y tiene muchas cosas para mostrar. Si aprendemos de los errores, que por otra parte todas las gestiones los tienen, y podemos pensar en un proyecto común sin ceder ante los intereses particulares, siempre vamos a ser una alternativa para Crespo.

Dejar respuesta