Victoria.- Hace 15 días atrás Paralelo 32 publicó un promedio del precio que deben afrontar quienes alquilan locales comerciales de importantes dimensiones (teniendo como referencia 100 m2) en el radio céntrico. En esa oportunidad, surgieron cifras entre 20 y 50 mil pesos que marcaron lo complicado de sostener esa apuesta dentro de los costos fijos de un comerciante. Esta semana, avanzamos en la temática abarcando otra pata de este tema al consultar a 4 corredores inmobiliarios y donde apareció un dato por demás curioso ya que la mayoría de los grandes locales no están bajo la órbita de éstos profesionales habilitados, sino que pertenecen a no más de cuatro particulares que a lo largo de su vida han invertido en inmuebles ubicados precisamente en el centro. “Ellos manejan los precios, pero hay locales de menor valor y dimensiones (entre 30 y 40 m2 cubiertos) que están entre 5 y 7 mil pesos”, dijo Miguel Guridi.

Daniel Silvestri por su parte aclaró que esos valores que este periódico publicó pueden parecer elevados, pero reafirmó que hay locales que pagan entre 28, 30 y hasta 50 mil pesos en pleno centro, “y tiene que ver con la poca oferta de este tipo de grandes estructuras en este punto; pero en Rosario un local ubicado en una galería, shopping o pleno centro sobrepasan los 100 mil pesos”.

Silvestri precisó que “hoy en Victoria debe haber más casas de comida para llevar que kioscos, y sabemos que no todos van a funcionar. Pasa algo similar con las tiendas, hay una sobreoferta que es insostenible en el tiempo, es más algunas no soportan más de dos meses”, y dijo tener un estudio en el que situó más de 20 ferreterías habilitadas, “y que no pueden sobrellevar la cotidianeidad de un pueblo grande como es Victoria”.

Otro contexto, otro movimiento pero ante las consultas vamos desentramando un nicho de mercado que ha sido ventajoso para invertir con miras al largo plazo “hay mucha demanda sobre calle Alem –y su continuación España, constituyen la zona más elegida– parte de 25 de Mayo y continuación 9 de Julio, y las que demás arterias del micro centro, tal es el caso de Sarmiento los precios subieron en el último semestre, si bien hubo una caída de la demanda muy acentuada en 2016”, agregaron Mateo Risso y Silvestri.

Estanislao Atencio se sincera al mencionar que él no se ocupa puntualmente de este tipo de alquileres, “pero es evidente que es más rentable en metros cuadrados construir un local que una propiedad destinada al turismo”, es de notar que lo dice alguien que tuvo una marcada participación familiar en promover apuestas turísticas desde el mismo despegar de la actividad.

Precios

“Los alquileres han aumentado entre un 25 y 30% anual, de acuerdo al fenómeno inflacionario”, aclara Guridi complementando esta afirmación con la caída de ventas evidenciada en los últimos dos años “todo mundo cayó”.

Y este contexto de situación, Guridi lo trasladó a los alquileres para vivienda donde planteó un panorama complicado para quienes ofertan en este sentido: “dos años atrás buscabas una casa para alquilar y no había, ahora sobran. Y lo que está caro no se alquila, y/o tampoco se venden”.

Volviendo al tema, añadió que sabe que las casas de electrodomésticos y demás membrecías ligadas a este sector comercial están pagando cifras entre 30 y 40 mil pesos, “pero no se manejan por inmobiliaria”.

Risso por su parte dijo que esos precios son para locales muy puntuales y preferencialmente ubicados, que intentan mejorar su renta frente al dólar atrasado que tuvieron en 2010/12 “pero no es el promedio de la mayoría, por debajo de esos metros cuadrados. Y arrancarían en 4 mil los más económicos, hasta 7 mil; te repito hay casos puntuales de 20 mil a 25 mil, pero son los menos, y hay que tener en cuenta además que les subieron mucho los impuestos”.

Comportamiento del mercado

Risso continuó señalando que sí ha pasado que tiendas de menor dimensión han cerrado por no poder solventar la apuesta comercial, “quienes tiene locales chicos pudieron defenderse menos que los grandes, y por ende hoy hay algunos locales pequeños disponibles”, y sostuvo que el peor año fue 2016 donde los locales quedaban vacíos, “y no había demanda. En este segundo semestre nos están quedando muy pocos locales para la oferta y las consultas están en aumento, por ende creemos que para fin de año estará todo alquilado”.

Asimismo, este último corredor inmobiliario dijo que los créditos hipotecarios hacen que se movilice el mercado “porque si bien estos créditos están orientados a la vivienda, los que venden se encuentran con un dinero que se está canalizando en locales comerciales, hecho que está revirtiendo la tendencia de años anteriores”.

A modo de cierre

Si bien cuatro miradas profesionales del tema pueden aportarnos una mayor amplitud en las conceptualizaciones, es evidente que el negocio de alquilar locales comerciales es muy rentable si se tienen grandes superficies a disposición, en menor medida de metros cuadrados, muestra que los avatares económicos obligan a muchos a replantearse qué hacer, y también asistimos a una sobreoferta de rubros, que dinamita expectativas.

Quizás nuevas ideas deban empezar a cotejar precios y con el acompañamiento de quienes defienden los intereses del sector, generar reglas claras y protección de estos esfuerzos, muchas veces familiares, desde una optimización de sus recursos. Estamos a tiempo.

Dejar respuesta