Victoria.- A partir del 8 de octubre se pondrá en vigencia la denominada “Cédula Transitoria” que tendrá por objeto regularizar la titularidad de los automotores que se vendieron y nunca se transfirieron. El tema depende de la Dirección Nacional de Registros Nacionales del Automotor y Créditos Prendarios y este organismo estima que alrededor de 200 vehículos se encuentran en esa situación.

La propuesta tiene por objeto establecer un encuadre legal para una cantidad importante de vehículos que circula en forma irregular.

Según un informe publicado en el diario La Nación hay datos por demás significativos que podrían representar el problema real de los bienes registrables. Se considera que el 40 % de los autos que se transfieren no se venden en forma directa de vendedor a comprador, sino que lo suelen dejar con un simple formulario firmado -08 – a un intermediario formal o informal.

El objetivo es darle un encuadramiento legal a una cantidad importante de vehículos que actualmente circula en forma irregular.

La mencionada Cédula es similar a la Verde o Azul y servirá para poder circular sin impedimentos. Además se podrá asumir en pago del impuesto y esencialmente la seguridad de que el auto que maneja está a su nombre.

También habrá que cumplir con ciertas condiciones para poder acceder al mismo, en principio no podrá ser utilizada por terceros y tendrá una duración de un año. Desde la repartición nacional dejan en claro que el objetivo es el de regularizar la situación del vehículo por falta de cumplimiento por no hacer la transferencia en término o porque se murió el titular anterior, pero bajo ningún punto de vista se tramitarán gestiones cuando hay sospechas de delitos. Según el Registro el costo será de 670 pesos por un año y se deberá renovar por un período similar. Pasada esa instancia si no media ninguna denuncia u objeción podría otorgarse en forma definitiva.

También el trámite se podrá  iniciar por vía on line, de todas maneras cuando una persona tiene un automóvil que adquirió pero no tiene en su poder el 08 exigido para realizar el la transferencia,  se debe presentar al organismo de control para realizar el  mismo.

Declaración jurada

Debe solicitar  un turno, se presentará para la verificación policial acompañando la documentación requerida (título, cedula o denuncia manifestando el extravío, constancia de que no registra deudas de impuestos). Además una declaración jurada donde se detalles todos lo referente  al lugar,  persona o empresa donde adquirió el auto y todo elemento que sirva para demostrar que la persona es el dueño legítimo el bien. Esto habitualmente se hace a través de un mandatario registrado.

Se verifica en el Registro, posteriormente por correo electrónico se enviará una constancia de posesión, con una fecha cierta, esto permitirá contar con una prueba clave para evitar un juicio de usurpación. Posteriormente cuando se cumplan estos pasos se extenderá la Cédula Transitoria que tendrá vigencia por un año.

Después hay muchas alternativas cuando se hace el trámite con una denuncia de venta sin otra documentación, en todos los casos será evaluada por la autoridad de aplicación.

Consideraciones

También Paralelo 32 consultó a algunos mandatarios registrados, quienes explicaron que la “Denuncia de compra” siempre existió pero casi nunca se podía terminar el trámite porque quedaba trabado en alguno de los pasos. Si por ejemplo uno adquirió un auto hace 5 años y el titular registral no se lo puede encontrar, se inicia la gestión en el Registro pero esencialmente se debe demostrar que realmente es un comprador de buena fe. Ocurren otros casos donde el dueño anterior se niega a otorgar firmado el 08 para que se realice la transferencia, al respecto  hay que presentar toda la documentación que avala esta situación. Ahora entrará en vigencia a partir de octubre la  Disposición 37/18 donde se describe todas las tramitaciones que hay que realizar, para regularizar la situación de autos no transferidos pero sostienen que “llevar a cabo el procedimiento no es tan lineal y fácil como lo plantea esta resolución”, sostuvo uno de los consultados.

“Cuando se reúnen los requisitos y el Director del Registro considere que toda la documentación es legítima, recién ahí extiende la Cédula Provisoria, por un año, con opción a renovarla a los 12 meses”. Agrega el mandatario consultado –que solicitó no ser identificado– después de los 24 meses, sin no hay ninguna presentación u objeción reclamando por ese vehículo, recién se los inscribe en forma definitiva.

Esto modifica la situación anterior porque se otorgaba –antes de la Disposición 37- una constancia (Cedula Rosada)  que no habilitaba a la persona a circular, por el contrario, con esta nueva reglamentación el titular puede transitar libremente. Esa esencialmente es la diferencia.

En definitiva, toda la promoción que tiene este nuevo sistema que se pondrá en vigencia a partir de octubre, representa una serie de promesas simplistas, pero al momento de realizar las tramitaciones el tema es complejo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here