Darío Schneider presidió este viernes 17 de agosto el acto en conmemoración del 168º aniversario del paso a la inmortalidad del Padre de la Patria, General don José de San Martín.

Las palabras alusivas estuvieron a cargo del presidente municipal, arquitecto Darío Schneider. Parado de frente al busto ubicado en San Martín y Avda. Independencia, dijo: “Hoy nos reunimos a rendir homenaje a nuestro Libertador, el General Don José de San Martín.

“En ocasiones anteriores hice menciones a esta esquina emblemática, donde siempre nos encontramos los 17 de agosto… y omitía mencionar algo que seguramente recordarán quienes tienen algunos años más. En este punto coincidía una calle que hoy cuenta con otro nombre: era la Avda. Libertad. Crespo tenía este lugar donde coincidían San Martín, Libertad e Independencia. ¡Todo un símbolo!”.

Luego agregó: “Es verdad que su nombre siempre estará vinculado y hermanado, por la eternidad a esas dos palabras. No son simples palabras, huecas. Sino que encierran en sí mismo los anhelos de todos los pueblos, para su presente y su futuro”.

En su discurso, Schneider repasó: “El General San Martín, además de tener todos los conocimientos militares para poder liberarnos definitivamente de lo que era el yugo español, también tuvo esa visión política y estratégica de un estadista. De darse cuenta y estar convencido de que correr al Ejército Realista de nuestro territorio no era suficiente, tampoco ninguna garantía de nuestra independencia. Sino que veía el conflicto como un todo, con una visión más continental, latinoamericana, por eso decía que nuestra suerte, la suerte de nuestro país, estaba atada a la de los demás países latinoamericanos. Y como líder militar que era no se presentaba en los nuevos territorios a los que llegaba con la soberbia de un conquistador. No llegaba a imponer sus ideas con violencia. Sino que todo lo contrario, dejaba a criterio de los líderes locales la conformación del nuevo gobierno. Sin pedir nada a cambio, sin poner condiciones. Esta actitud, de absoluto desprendimiento que tuvo siempre a los honores y reconocimientos, ésta actitud permanente de luchar en forma incansable por las causas libertarias de los países latinoamericanos, le valió ese título de Libertador de América. También el reconocimiento eterno de todo un continente a su persona”.

En la continuidad de sus palabras, Darío Schneider resaltó: “Desde allí, desde donde esté, el General San Martín nos enseña todos los días de que no hay misión imposible de lograr si estamos convencidos, si tenemos la actitud de defender nuestros ideales. Obviamente que su ejemplo es un símbolo de unidad para todos los argentinos. Pero tenemos que decir también que esa unidad la debemos construir con verdad y con justicia. Hoy, afortunadamente y finalmente, esa verdad sale a luz. Esa verdad que también nos libera de un pasado al que no queremos volver y esperemos también que haya justicia por tanto daño que se ha cometido a nuestro país. Para que finalmente podamos trabajar juntos para construir ese futuro que nos merecemos, ese futuro por el cual luchó tanto San Martín y que le demos un buen destino a su legado de Libertad e Independencia”.

El acto, que además contó con la presencia de funcionarios del municipio, docentes y alumnos de establecimientos escolares y fuerzas militares, tuvo las invocaciones religiosas del Padre Julio Fáes (Parroquia Nuestra Señora del Rosario) y del Pastor Roque Allegrini (Templo Buenas Nuevas). Previamente Darío Schneider, Mariela Hildermann (vice-intendenta) y el Teniente Coronel Marcelo López (jefe del Destacamento de Vigilancia Cuartel Crespo) colocaron la ofrenda floral -en nombre del ‘pueblo y gobierno de Crespo’- en el busto que recuerda la imagen de San Martín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here