Las seccionales de Agmer Federal y Victoria marcan diferencias con las definiciones de la conferencia de prensa del sindicato

0
233

Trabajadores de la educación nucleados en las seccionales Victoria y Federal de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), se refirieron críticamente a la conferencia de prensa brindada este jueves por la conducción del sindicato, cuestionando entre otras cosas que se tomen como “errores” lo que consideran políticas deliberadas del gobierno provincial. “El gobierno no tuvo errores de liquidaciones; hizo caja con el salario de todos los trabajadores entrerrianos, y en particular, con el de los docentes”, dijeron en un documento que contiene numerosos cuestionamientos a la dirigencia del gremio y a las políticas de ajuste de los gobiernos nacional y provincial.

Desde las agrupaciones Blanca (Victoria) y Ñandubay (Federal), que acompañaron institucionalmente la conferencia de prensa de la Agmer del 29 de diciembre “viniendo desde muy lejos a sostener la organización sindical, aún en las diferencias”, aclararon que no son “partícipes del cuando peor mejor, porque también las únicas víctimas son los trabajadores”, y explicaron que marcan esas diferencias a través de un documento público porque no tuvieron “voz al momento de lo expresado en la mencionada conferencia”.

“El gobierno no tuvo errores de liquidaciones; hizo caja con el salario de todos los trabajadores entrerrianos, y en particular con el de los docentes. Esa es la clara herencia del modelo nacional y popular por el que accedió electoralmente. En este análisis también ingresa que, al modelo nacional, la provincia no es reservorio de derechos, sino brazo ejecutor de aquel”, dijeron apuntando claramente a la identificación política de la agrupación Integración con el kirchnerismo y su silencio mientras fue gobierno, mientras hoy se enfocan sólo en las críticas al gobierno nacional liderado por el macrismo.

Las seccionales de Agmer también pusieron la lupa sobre el proceso de ajuste en educación que llevan adelante Gustavo Bordet desde el poder Ejecutivo y José Luís Panozzo, desde el Consejo General de Educación, con medidas y políticas que implicaron “cierre de cargos y escuelas dejando sin posibilidades educativas a un amplio espectro de la sociedad, paralización total de la obra pública en la mayoría de las instituciones educativas, salarios por debajo de la línea de pobreza, a lo que sumamos expectativas de mas ajuste en 2017”.

Los docentes de Federal y Victoria hicieron una serie de advertencias y cuestionamientos respecto de temas sobre los que la conducción gremial prácticamente no se pronunció o enfocó en forma unilateral.

Un caso fue el tema de las liquidaciones salariales: “No será menor detallar que, si el CGE no liquida más Salarios, pierde absolutamente su autarquía y el registro de salarios y aportes previsionales. Esto llevará a que Hacienda de la provincia dibuje ‘a menos‘ los aportes previsionales y de obra social de los trabajadores, reduciéndolos solo a los trabajadores titulares o de planta como viene haciendo hace años con otras reparticiones”.

“Es público y notorio que las liquidaciones de salarios del personal docente tienen sus particularidades, y que unificar o centralizar todo el régimen de pagos en un supuesto sistema informático central no dio los resultados esperados, sino basta consultar a todos los compañeros que vieron afectada su economía familiar durante varios días, debido al fracaso de dicha implementación”.

Caja de Jubilaciones

Otro de los puntos tratados en el documento sobre los que hubo tibios pronunciamientos de la conducción gremial “no existen motivos objetivos, ni legales, ni políticos, para transferir y/o modificar el sistema jubilatorio de Entre Ríos regulado por la Ley 8.732”.

Genera fuerte polémica el argumento del “déficit” de la Caja de Jubilaciones que esgrimen los gobierno de la provincia y la nación para intentar modificar el sistema y/o realizarle reformas en desmedro de los derechos conquistados por los trabajadores: “Nuestro sistema previsional, solidario y de reparto, prevé la relación activos/jubilados que hoy es perfectamente cumplido por los trabajadores de la educación (3 y ½ aportantes por cada jubilado)”, destacaron y aclararon que “los docentes con nuestros aportes no generamos ningún déficit y por eso defenderemos la caja y nuestra Ley como aportantes ejemplo del sistema de reparto”.

Críticas a la los criterios para las demandas salariales

Desde las seccionales Victoria y Federal de Agmer consideraron que el sindicato “debe abordar algunas cuestiones que no se pudieron, quisieron o supieron resolver”.

En ese sentido, lamentaron el “desmembramiento y/o no reorganización de la comisión de salario, que, quizás, no hubiesen permitido grandes errores en la conferencia”. En concreto, cuestionaron la insistencia del la conducción del gremio de insistir en el reclamo de un piso salarial nacional, siendo que el gobierno provincial “siempre lo usó como techo a las demandas, por lo que la fortaleza la da la lucha que le demos al gobierno provincial a principio de año”.

Asimismo, teniendo en cuenta que el salario de los docentes entrerrianos es “de los más bajos del país (Puesto 21)”, advirtieron que “hablar de porcentajes es sumirlo más en la pobreza” y señalaron que los trabajadores del megisterio quedaron en Entre Ríos “entre 12 y 15 puntos por debajo de la expectativa inflacionaria para el 2016” y criticaron como un error “que sea un solo dirigente el que fije el monto y criterio de la demanda”.

El ajuste en la nación y la provincia y el silencio del sindicato

“Años y años de políticas públicas, nacionales y provinciales no han podido atacar los problemas estructurales que tiene nuestro país y, en particular, Entre Ríos”, analizaron en el documento.

Entre otros aspectos, apuntaron a la ausencia de una política tributaria “que grave a los sectores más concentrados de poder sin recargar la pesada carga de impuestos en los que menos tienen, y, por el contrario, era el mismo gobernador Bordet, quien días atrás, clamaba a gritos que no se sacara el distorsivo Impuesto a las Ganancias que se aplica a los salarios”.

Asimismo, también alertaron sobre el desfinanciamiento de la Caja de Jubilaciones (“que se ejecutó poerversamente desde 2001”), la falta de fondos para obras en las escuelas, comedores escolares (“siguen recibiendo magras partidas”), artículos de limpieza y escritorio (“montos irrisorios que no alcanzan a cubrir las necesidades por más de una semana”), falta mobiliario escolar, material administrativo, “entre tantas falencias que demuestra nuestro sistema educativo provincial y nacional.

Sin embargo, contrastaron, “sí se privilegian operativos de evaluación (Aprender) “en los cuales se invierten millones de pesos, con la gravedad de que en muchos casos fueron personas totalmente ajenas a la educación, quienes ejecutaron o llevaron adelante las evaluaciones” y recordaron que “públicos fueron los casos en que hasta los choferes de las direcciones departamentales fueron designados como aplicadores o coordinadores, en otros casos locutoras de programas de radio oficialistas, personas sin ningún tipo de formación pedagógica, por lo que los resultados no pueden ser considerados serios desde ya”.

En ese marco ratificaron que si bien acompañan al sindicato “como partícipes activos del mismo”, también expresaron que “quedaron muchos temas pendientes de abordar en la conferencia de prensa del 29 de diciembre del 2016”.

Dejar respuesta