Victoria.- En el detalle general de las causas judiciales que involucran a las fiscalías Nº 1, a cargo de Eduardo Guaita, y Nº 2º bajo la órbita de Iván Yedro, se ha contabilizado un incremento del 21 por ciento entre 2017 y 2018. Según pudo saber Paralelo 32, se pasó de 1.702 legajos ingresados a 2.062 en el presente año.

Los datos recabados por nuestro medio han sido actualizados a la segunda semana de diciembre, y desde la justicia local evalúan que esas 2.062 causas podrían llegar a superar los 2.100 antes de finalizar el año. Este indicador surge de la constatación semanal, que alcanza los 40 documentos promedio.

Si bien no hemos podido relevar los porcentajes de delitos más reiterados, es notable el número de denuncias por estafas telefónicas, tanto de aquel ‘gitano’ que llamaba por un supuesto secuestro de familiares (y que generó 12 causas de los llamados secuestros virtuales), como de otros individuos que, apelando al pago de la Reparación Histórica de Anses, llevaban a sus víctimas a realizar operaciones bancarias mediante créditos que tomaban a través del cajero, y lo transferían a la CBU de los perpetradores.

En este último apartado, se dio recientemente un caso puntual de una señora que tras recibir un llamado comunicándole de esta novedad, la instaron a realizar la operatoria. Tras concurrir a la sede bancaria, esta mujer le envió a una CBU de Córdoba 80 mil pesos. Pero en todo momento desconfió de la veracidad de aquella Reparación Histórica; se lo comentó a un conocido que la movilizó a radicar la denuncia (en ese orden, hubo más de diez personas engañadas durante este año).

Entre que realizó el depósito e hizo la denuncia pasaron no más sesenta minutos, tiempo en que los fiscales intentaron frenar esa acreditación con un oficio ante la entidad bancaria de origen, y en parte lo lograron, ya que el estafador solamente pudo retirar 15 mil pesos. Pero es de notar la velocidad con la que se manejan aquellos que tienen este modus operandi aceitado.

Desentramar los por qué de ese incremento no es tarea fácil, pero el personal de fiscalías advierte una mayor conflictividad de por sí, que se traduce en robos y hurtos, amenazas, abuso, etc. Pero ese porcentaje de legajos es notable también porque en los últimos años se había mantenido entre esos márgenes de 1.600 y 1.700 causas.

Las presentaciones que no prosperan o se cierran por diversas razones, por ejemplo ausencia de pruebas, no constituyen delito, o se llegó a una conciliación —proceso similar a las mediaciones–; en la Justicia son ingresados como ‘Archivos’, y allí el porcentual también trepó al 23% (1.240-1.533).

Teniendo en cuenta que desde las fiscalías consideran que ingresarán en 2018 unas 2.100 causas, el promedio mensual estaría rondando las 175, si este número se divide por 30 días, se reciben 6 diariamente.

De ese total, entre 40 y 50 se derivan a la mediadora, allí recaen conflictos penales donde se busca una solución de fondo entre las partes, lo cual resulta muy útil, en casos de amenazas, lesiones, hurtos, daños, etc. Consultados respecto a los escraches realizados en redes sociales y si esto es pasible de ser abordado por la mediación, se nos hizo saber que dentro del reglamento de mediación se encuentran estipulados qué tipo de conflictos pueden someterse a ese sistema, por lo que habría que analizar en primer lugar la existencia de delito en cada caso y su encuadre legal, porque los casos de abuso, no son pasibles de mediación.

Respecto de este punto, advirtieron que hay comentarios públicos pero no en todos los casos está visible la víctima, o no siempre se puede corroborar fehacientemente que se trata de la persona que realiza ese posteo. En el sentido que podría tratarse de un perfil falso.

Sí esa denuncia fuera falsa—no afirmamos ni negamos que en estos casos sea así— el involucrado en la acusación o difamación puede querellar a quien lo calumnia (pero es una demanda similar a un juicio, que puede llegar a una sanción económica, y no se hace en las fiscalías, ya que es un delito que se promueve en el Juzgado de Garantías).

Pero el problema que hay con las redes sociales en algunos casos es ‘a quién’, ya que no es fácil obtener los datos a Facebook, Instagram, Twitter, etc. salvo que en el intercambio privado entre dos que se conocen, se haya avanzado en tal sentido.

A juicio

Desde la fiscalía también mencionaron que hay al menos 6 causas a la espera de juicio en la Cámara del Crimen de Gualeguay (como el caso del robo al taxita —N. de R.), y varias de las 66 sentencias que aparecen en la descripción se hicieron por Juicio abreviado, pero más del 10% de estas están con resolución en la citada Cámara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here