Crespo- Los precios de la canasta familiar en el mercado minorista local, tomando productos de uso habitual en los hogares, tuvieron un incremento del 43 % en los últimos diez meses, en medio de la estampida del dólar y el aumento del combustible. La suma del total de los productos que integran el relevamiento pasaron de costar $ 2.059,45 a fines de enero a $ 2.948,87, el último día de noviembre. El billete estadounidense comenzó el año con un valor de $ 18,65 en la jornada del 2 de enero y en la su actualización al último día hábil de noviembre, según el Banco de la Nación Argentina llegó a $ 38,60, lo que representa un incremento en lo que va del año del 106,97%. En cuanto al combustible, según datos que registra la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina, la nafta súper YPF que en enero costaba $ 23,57, llegó a $ 37,59 a fines de noviembre. El incremento fue del 59,48%.

El porcentaje de aumento de los productos de la canasta básica local surge de compulsar los valores en góndola de 41 artículos, constatando sus precios a fines de enero e igual fecha de noviembre, sin considerar ofertas ni promociones.

De acuerdo al relevamiento que pudo realizar Paralelo 32 con el apoyo de comerciantes que llevan registros, desde enero a noviembre los productos alimenticios promediaron aumentos del  52 %, la carne 37 %, las bebidas 32 % y los artículos de higiene y limpieza 37 %.

Alimentos y carnes

Los alimentos en general acumulan 52 % de incremento. La mayor variación se dio en la harina que entre enero y agosto tuvo el mayor porcentaje de incremento 140 %, completando la suba en noviembre donde alcanzó 200 % de aumento en el precio. Este incremento tuvo incidencia directa en los productos derivados, como los fideos (83 %) y el pan (88 %).

Los lácteos en este mismo período tuvieron aumentos que se ubican en una brecha que va desde el 30 y hasta más del 50 %, según el  producto. Lo que más aumentó fue la leche 56 %

La yerba, con el 67 %, el arroz 70 % y la mayonesa 75 %, figuran entre los productos que más subieron.

En cuanto a las carnes en general el aumento promedia el 37 % entre enero y noviembre. Los cortes vacunos experimentaron subas del orden del 30 %. La mayor movida de precios en la carne vacuna se dieron hasta fines de agosto; entre septiembre y noviembre, su precio se modificó sólo el 6%. El pollo entero al igual que el trozado, corte americano, subieron 71 %. El mayor aumento en el trozado se había dado hasta agosto donde se incrementó 53 %, acumulando un 11% más en los últimos tres meses. En tanto el pollo entero repitió de septiembre a noviembre el mismo aumento que había tenido en los siete meses anteriores, dos subas del 31%, y el kilo pasó de $ 42,90 a valer $73,25. En tanto, la carne de cerdo aumentó en diez meses un promedio del 40 %, equiparándose prácticamente los valores a los cortes de la carne vacuna.

Bebidas y productos de limpieza

En cuanto a las bebidas, el promedio de aumentos es del 32%. Las principales subas están en la gaseosa, 59 %.

Entre enero y el último día del mes de noviembre, los artículos de limpieza e higiene personal tuvieron incrementos que promedian el 37% para el rubro. Las mayores variaciones se dieron en los precios del jabón de tocador, para lavar ropa y lavavajillas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here