La Sociedad Rural de Rosario afirmó que el sector agropecuario atiende el pago de un esquema impositivo que resulta “insostenible” para la actividad atento a la caída que experimentan los valores granarios, con una baja en el precio de la soja que ronda un 25% en los últimos meses.

A través de un comunicado, la entidad rural santafesina pidió reducir el gasto público e indicó también que a las dificultades climáticas que sufre el campo se le suma “la impotencia” que genera “la suba de los combustibles, tarifas, insumos, logística que lleva al aumento de los costos para el campo hasta niveles insostenibles”.

“El problema principal que perjudica al extremo al campo y lesiona al conjunto social es que estamos sometidos a una irracional carga impositiva tanto municipal y provincial como nacional”, se indicó desde la Sociedad Rural de Rosario.

Agregó que, “el problema principal que perjudica al extremo al campo y lesiona al conjunto social, es que estamos sometidos a una irracional carga impositiva tanto municipal, provincial como nacional. En promedio el estado percibe con impuestos un 66,2% de la venta agrícola; siendo la soja la más castigada con un 71%; el maíz un 45,4%; el trigo 68,7%; y el girasol 51 %. Convirtiéndose en un riesgo artificial de exagerada magnitud que debe ser corregido sin excusas”, se expresó desde el ruralismo.

Por ello, la Sociedad Rural de Rosario pide promover “una reducción real de la carga impositiva global, la discriminatoria como en el impuesto inmobiliario de manera de recuperar la competitividad perdida“.

“Exigimos -indicó además la entidad- a todo el sector político que se comprometa a reducir su enorme gasto corriente improductivo, ya que es el único de esta sociedad que no ha hecho esfuerzo alguno en eliminar erogaciones superfluas, cargando dicho peso sobre las espaldas de los contribuyentes”.

Dejar respuesta