La reactivación del agro obliga al uso de casi un millón de camiones

0
630

La reactivación del sector agropecuario se puede percibir principalmente en las rutas argentinas. Sobre todo, en aquellas arterias que llevan a las fábricas cercanas a la zona de influencia del Gran Rosario y las costas del río Paraná. Allí, el movimiento marcó en el acumulado de los 11 meses que van del año, el mayor registro de camiones que ingresan a fábricas del último quinquenio con un total de 984.284 ingresos, y un crecimiento del 20 % respecto al movimiento de los 11 primeros meses del 2015, cuando se contabilizaron 814.108 camiones.

Las mayores cosechas de trigo y maíz marcaron la diferencia. Sobre todo en el primer producto, que sólo en noviembre, registró un ingreso a las terminales de un total de 18.113 camiones. Esa cantidad representó el número más alto de ingresos con trigo para un mes de noviembre en al menos 15 años. Además, desde que comenzó la campaña en diciembre 2015, el total de camiones despachando trigo en dicha zona fue de casi 97.500 unidades, un 75% más que el ciclo anterior y el mayor volumen de los últimos cuatro años.

Los datos fueron provistos por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en base a información que surge de los reportes diarios de la compañía Williams Entregas de acuerdo a las unidades que entran a planta hasta las 6 am de cada día. Se trata, por tanto, de una muestra representativa que, en promedio, puede dar fe de alrededor del 50 % del total de las cargas si se tiene en cuenta que cada rodado transporta en promedio unas 27 toneladas, para un total de 20 fábricas en un rango de 70 kilómetros desde Timbúes hasta Arroyo Seco.

En el caso de la soja, en noviembre se registró el ingreso de 46.018 camiones, 25 % más que el mes anterior y el doble que en noviembre de 2015. “Entre octubre y noviembre hubo mayor interés de las fábricas por hacerse del grano para procesar frente a la mejora en los márgenes de crushing, aunque hoy la situación es algo diferente. Las colocaciones de harina en el exterior no tienen la fluidez deseada, y el cuello de botella de existencias acumuladas les dificulta a las firmas seguir aceptando grano”, afirma el informe, elaborado por Emilce Terré, Coordinadora de Informaciones y Estudios Económicos de BCR.

En cuanto al maíz, el ingreso de camiones sumó casi 12.000 unidades, la cantidad mensual más baja de este año aunque aún el noviembre más movido desde 2012. Como contracara, en noviembre se observó menor ingreso de camiones con sorgo y ninguno de girasol, al igual que el rubro “otros granos” y que incluyen mayormente cebada.

Contando los distintos granos, el flujo de camiones a terminales en noviembre pasado superó los 70.000 ingresos, un nivel que no se daba desde noviembre de 2007, cuando se superaron los 90.000 ingresos.

Si bien todavía no hay números estimados sobre cómo cerrará el año, se descarta que serán positivos. Ya en 2015, el movimiento había demostrado alzas en los niveles movilizados, por lo menos respecto a lo sucedido en 2014.

Según datos aportados por Julio Calzada, director de Informaciones y Estudios Económicos de la BCR, las estimaciones referidas al movimiento de granos, aceites y subproductos que llegaron en 2015 a las terminales portuarias y fábricas del Gran Rosario, ya sea para ser industrializados o exportados, llegaron a los 100.000 camiones adicionales, respecto del año anterior. Precisó que en 2015 habrían ingresado al Gran Rosario cerca de 1,6 millones de camiones; 173.000 vagones ferroviarios y 2900 barcazas.

Los datos del 2014 marcaban cerca de 1,4 millones de camiones, 173.000 vagones ferroviarios, 3200 barcazas. Esas cifras, permitían estimar que durante 2015 arribaron a fábricas y puertos del Gran Rosario cerca de 54 millones de toneladas, cifra que superó a la registrada en 2014, de aproximadamente 51,1 millones de toneladas de granos.
Fuente: El Cronista

Dejar respuesta