Crespo– El Centro Comunitario ‘Dr. Salustiano Minguillón’ fue el escenario para un nuevo encuentro entre vecinos de un loteo del Barrio Azul y funcionarios de la Municipalidad de Crespo, el pasado sábado 13 de mayo, en el marco de la continuidad de las reuniones participativas incluidas dentro del programa ‘La Plaza de mi Barrio’.

Elina Ruda, subsecretaria de Innovación Social y Participación Ciudadana de la Ciudad de Crespo y coordinadora de este proyecto, señaló que el programa se basa en generar una práctica comunitaria participativa que permita diseñar o equipar espacios públicos de los barrios de la ciudad. “Es un programa –afirmó- porque intervienen varias áreas del municipio. En la primera etapa intervenimos desde Innovación, donde hacemos una propuesta participativa, el desarrollo creativo, las conversaciones, los mapeos, todas técnicas de taller donde la gente va expresando sus sueños y preferencias. Después hay una etapa donde interviene Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, con el diseño específicamente, con cosas que se puedan mantener en el tiempo. Estamos buscando equipar con elementos que requieran menos mantenimiento y cumplan la función”; seguidamente comentó a Paralelo 32 que en el encuentro mantenido con los vecinos “Se hizo un compromiso de qué es lo que tendrá la plaza y sobre las distintas cosas que realizaremos de manera comunitaria: los juegos, el equipamiento, la plantación de árboles, cómo será la inauguración y también hablamos de la posibilidad de ponerle nombre a esa zona de la ciudad”.

Ruda dijo que este sábado 27 de mayo en el Centro Comunitario Dr Salustiano Minguillón, volverán a reunirse, a partir de las 16:00 horas, con el objetivo de definir el diseño de la plaza y a su vez definir la nominación que llevará; teniendo en cuenta que el programa anhela un acercamiento con el vecino que permite identifican otras problemáticas, de circulación, el asfalto, veredas, iluminación. “Lo que apuntamos esencialmente es al diseño de las plazas en esta etapa, nutriéndonos de información de primera mano de los vecinos sobre sus necesidades y la realidad del barrio”.

Nuevas plazas

Sobre aproximadamente ocho espacios públicos relevados para intervenir, ya sea creando una plaza o completando la existente, en lo que corresponde a este año se intenta trabajar en tres o cuatro barrios.

“En los barrios hay plazas que no tienen ningún desarrollo, incluso vecinos que no saben que eso es un espacio verde, como nos pasó en este lugar –dijo la subsecretaria de Innovación Social a Quiero Radio-. Hay otras que tienen un pequeño desarrollo de diseño pero no cubren todas las expectativas. Lo que tratamos de explicar y hacer entender es que no podemos hacer una plaza Sarmiento o un Parque Evita en todos los lugares. Se puede trabajar el espacio verde, los árboles, los servicios que otorga”.

Entre las plazas a desarrollar inicialmente hay una cerca de la Planta de Tratamiento de Residuos, en Barrio Norte, donde recientemente con la participación de los vecinos se hizo una plantación de árboles. “Tenemos otros barrios que nos han demandado mejor desarrollo de la plaza que ya tienen. La ambición es dar continuidad al programa a lo largo de la gestión, porque las necesidades que hay para resolver no se logran en 4 o 5 meses”.

La funcionaria indicó que los trabajos se harán por etapas “porque –justificó- los equipamientos son caros. Estamos restaurando y algunas cosas se están fabricando, pero hay un nuevo concepto en el tema de los juegos, existen dispositivos que permiten que los chicos desarrollen sus destrezas para que con su habilidad física, en la edad en que están, puedan generar un desarrollo”.

En cuanto a las demandas actuales de la población, Ruda opinó que “hay barrios que están muy desarrollados  y  reclaman ser atendidos en sus cosas, pero hay otros barrios que no tienen ni plaza, ni cómo salir, entonces nuestra responsabilidad es empezar a solucionar esos problemas y no postergarlos”. Sostuvo que el programa La Plaza de mi Barrio forma parte de esas acciones y de trabajar involucrando a los vecinos “porque el esfuerzo tiene que ser compartido –consideró- y porque la gestión aspira a ser abierta, cercana y receptiva de las problemáticas”.

Dejar respuesta