El intenso movimiento turístico comenzó a percibirse desde el miércoles por la tarde, con un incremento en la circulación vehicular por las rutas que atraviesan la provincia, que se profundizó durante el jueves.

Más de 38 mil vehículos ingresaron a Entre Ríos a través del túnel subfluvial Uranga-Silvestre Begnis durante el fin de semana, mientras que más de 18 mil lo hicieron por el puente Rosario-Victoria, y otra gran cantidad lo hizo vía el enlace Zárate-Brazo Largo.

Las ciudades que cuentan con playas y aquellas donde existen termas y parques acuáticos fueron las que registraron índices más altos de ocupación hotelera. En algunas de ellas, el 95 por ciento de las plazas estuvieron ocupadas y en otras ese valor llegó al 90 por ciento.

En promedio, el 82,3 por ciento de las plazas homologadas disponibles en la provincia estuvieron colmadas, en lo que constituyen un buen augurio de la cara a la temporada estival, que este fin de semana fue lanzada oficialmente en varias ciudades entrerrianas, como Colón, Victoria o Rosario del Tala.

Las fiestas populares que se realizaron en distintos puntos del territorio constituyeron otro punto de atracción para los turistas. Particularmente, se destacaron la Fiesta Nacional de la Citricultura en Concordia, la Fiesta Nacional de la Trilla Tradicional, en Santa Anita, y la Fiesta Provincial de la Guitarra, en Nogoyá.

“Los buenos resultados de este fin de semana son una excelente plataforma para el verano. El intenso trabajo de promoción que venimos haciendo junto al ministerio de Comunicación y los esfuerzos que en ese mismo sentido hacen desde cada municipio han conseguido instalar a Entre Ríos como un destino privilegiado para el turismo”, evaluó el ministro de Turismo de la provincia, Adrián Fuertes.

Dejar respuesta