Victoria.- El reclamo de Jorge Abel Ríos se remonta al año 1995, en el que sufrió un accidente laboral y después de transcurrido un tiempo comenzó una batalla legal contra la Municipalidad. En su momento se había reunido con los concejales para reclamar por el pago de salarios que, a su criterio, le correspondía por habérsele impedido su reingreso a la administración pública.

Al principio, resolvió el Superior Tribunal de Justicia (STJ) y posteriormente ratificó la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que la petición de Ríos podía seguir su curso porque no era lesiva para los intereses de la Municipalidad. Así las cosas, es preciso mencionar que el Concejo Deliberante había aprobado por mayoría un dictamen que exigía la reincorporación de Ríos y el pago de salarios que generó una presentación por lesividad, durante la gestión de Liberatore.

Que pasó

En una antigua nota de Paralelo 32 figura todo el proceso. El señor Jorge Abel Ríos, ingresó a trabajar en la Municipalidad el 1º de diciembre de 1995, pero el 13 de enero de 1996 el mencionado sufrió un accidente laboral. El mismo fue atendido, le quedó una incapacidad parcial, cobró el seguro, pero cuando se le dio el alta del accidente, había transcurrido más de un año. Después de esto, comenzó una batalla legal, primero en la esfera administrativa y posteriormente en la Justicia.

¿Qué pedía Ríos? Que se haga lugar a una resolución del entonces Concejo Deliberante (durante la presidencia de Luis «Chuni» Márquez) por la cual se lo debía reincorporar y abonar los salarios impagos. Se presentaron cuestiones de lesividad hasta que se llegó a la última instancia en la que el Superior Tribunal de Justicia de la provincia hizo lugar al pedido del empleado municipal.

Cabe destacar que desde el 1º de agosto del 2005, estaba a la espera de dictamen el expediente que llevaba el Nº 2021/2005, T41, en el que figuraba como actor la Municipalidad de Victoria/ contra Ríos Jorge, por una acción de “lesividad”. La Corte Suprema de Justicia de la Nación dictaminó en contra de la municipalidad en esa presentación.

Actualidad

Llegados a este punto, la situación seguía sin resolverse del todo. No obstante, el actual asesor letrado de la municipalidad, Eduardo Ruda, habló con nuestro medio sobre el caso en la actualidad y el fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Nº 1, ratificado por el STJ.

“Es un fallo inédito porque en realidad la jurisprudencia dice que la estabilidad se adquiere con una designación de la autoridad de aplicación, que es el intendente más un año. Esa persona, el señor Ríos, no estaba en la planta permanente y le cortaron el contrato”, dice Ruda. Asimismo, recuerda: “Él hizo una apelación en el Concejo en aquel momento, porque hasta la constitución del 2008 era el organismo de apelación. El Concejo lo mandó a restituir”.

“Éste, el de Ríos, va a ser un caso para la historia. El único caso donde el Concejo Deliberante le designa personal al Ejecutivo”, prosiguió. Cabe decir que la Municipalidad deberá pagar una cifra millonaria por este reciente fallo.

“Lo que se paga, en realidad, no son salarios caídos, sino una indemnización por no poder haber accedido al puesto. Entonces, abarca un período de seis años”, contó el asesor letrado. Lo anterior se debe a que, según dice el fallo, Ríos ha trabajado a favor de la Administración pública provincial en diversos organismos y bajo distintas formas, incluso, se encontraría actualmente en ejercicio de un cargo de planta permanente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here