El Fondo Federal Solidario (FEF), o Fondo de la Soja, está compuesto por el 30% de los montos efectivamente recaudados en concepto de derechos de Aduana de las exportaciones de granos de soja y el 27% de harinas y aceites de soja.

Fue creado en 2008 ante la fuerte presión que sobrevino a la pelea por la histórica Resolución 125, con el objetivo de ayudar financieramente a las provincias, a sus municipios y comunas y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para la realización de obras que contribuyan a mejorar la infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda y vial en ámbitos urbanos y rurales. Por ello cada distrito debe rendir cuentas de la utilización de ese dinero.

En el documento “El fondo de la soja, debates e hipocresías” al que accedió Paralelo 32, la Mesa de Enlace de Entre Ríos fijó una posición sobre la eliminación del Fondo Federal Sojero:

“El Fondo Federal Solidario fue el resultado del debate del debate de la 125, en donde nuestro sector marcaba que las retenciones representaban un impuesto regresivo, y antifederal, ya que al no ser coparticipable aumentaba la concentración de poder en el Gobierno Nacional, ante esa demanda fue la Pta. Cristina F. de Kirchner quien estableció por decreto, que el 30 % de lo recaudado, se distribuya entre las provincias y municipios, con el mismo esquema que la coparticipación federal, con el supuesto destino de obras públicas de carácter social”.

“Desde entonces el gobierno nacional dispone del 70 % y las provincias y municipios del 30%, de una fuente de recursos que nunca debió haber existido, las retenciones se acordaron con el Pte. Duhalde cuando se incendiaba el País, para asistencia social, solo del 10% y de carácter transitorio”.

“En este tiempo los productores agropecuarios debieron afrontar enormes dificultades en sus establecimientos productivos, sequias, inundaciones, y otros factores externos, que llevaron a que en los últimos tres años aumente el endeudamiento y la imposibilidad de recuperarse de las perdidas económicas, etc., pero ni un solo centavo de estos monumentales aportes, fueron destinados a la constitución de un fondo anticíclico o a un seguro multiriesgo integral, que hubiese permitido mitigar el impacto del desastre agropecuario”.

“Hoy observamos gobernadores que no tienen una Hectárea de soja, reclamando por derechos adquiridos, cuando por ejemplo de las regalías del petróleo, no coparticipan nada, vemos dirigentes políticos en nuestra provincia en el mismo sentido, y tal vez la más hipócrita de las manifestaciones, sea el bloque oficialista de concejales de la ciudad de Gualeguaychu, reclamando por el fondo de la soja, cuando en este año han prohibido indirectamente la siembra de este cultivo, en su ejido de 33.000 has, al prohibir unos de los productos agroquímicos necesarios para el desarrollo de este cultivo”.

Cómo impacta la quita del fondo sojero en Crespo, Viale y Segui

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here